Mira, hijo: ahí va la historia del Córdoba

José Luis Navarro sostiene el balón y la camiseta del primer ascenso a Primera | MADERO CUBERO

Él estuvo allí. En el viejo Colombino. Un primero de abril de 1962. El Córdoba debía vencer al Decano del fútbol español para conseguir el ascenso a Primera División. Lo logró con un inapelable 0-4. Benegas, Simonet, Martínez Oliva, Navarro, Martínez, Costa, Riaji, Juanín, Miralles, Paz y Homar. En el banquillo, Roque Olsen. Una formación de leyenda. Algunos ya no están. Otros viven fuera de la ciudad que aquel día se revolucionó como nunca. José Luis Navarro (Aranjuez, 1936) sigue aquí. Vino con 19 años y aquí hizo su vida deportiva y familiar. Esta semana se cumplen 55 años de aquella gesta. Los aficionados más veteranos -y las generaciones más jóvenes educadas en el cordobesismo- pueden cruzarse por la calle con un señor alto, de buen porte, siempre con traje, sonriente y locuaz. Un caballero del fútbol que representa los valores de otra época y que encarna un trozo fundamental de la historia del Córdoba.

Jugó con la blanquiverde en Primera, Segunda y Tercera. Y llegó a lucir el brazalete de capitán. “Cuando vino el ascenso a Primera aquello fue ya… verdaderamente, la locura. Córdoba se volcó de tal forma que era un espectáculo ver esa Ribera llena de gente los domingos y ver aquí a equipos de la categoría del Barcelona, Madrid, Atlético de Madrid, Bilbao… La gente disfrutó muchísimo y para mí fueron los mejores años del Córdoba”, recuerda Navarro en una entrevista con Cordópolis el verano pasado.

“Era una época en la que estaban los grandes futbolistas. Estaban Iribar, Aranguren, Larrauri, Aguirre, Di Stéfano, Puskas, Gento, Amancio, Pirri... En el Barcelona estaban Rexach, Asensi, Marcial, Gallego, Eladio... En el Valencia, Mestre, Roberto, y los Cinco Magníficos del Zaragoza… Para mí eso era lo nunca visto. Enfrentarme a esos futbolistas con ese historial y casi todos internacionales fue algo verdaderamente fabuloso, y además inolvidable”, recuerda.

Estuvo quince temporadas consecutivas en el Córdoba, desde 1955 hasta 1970. El club se había creado en 1954. Él estuvo en años de crecimiento, siendo miembro de la plantilla durante siete cursos en la máxima categoría. “Benegas, Simonet, Riaji, Miralles… Aquel equipo está en la mente de mucha gente todavía. E incluso, el equipo de Tercera. Cuando voy por la calle, la gente me viene y me dice ”Navarro“, y empieza a contarme la alineación de Tercera y se me ponen los pelos de punta, porque gente con 80 años que recuerde esa alineación… Eso me lo dicen cada dos por tres en la calle. Gente que empieza a nombrarte la alineación y a veces se la saben mejor que uno mismo”.

Etiquetas
stats