Luso y el saber estar

Luso celebra el gol en La Condomina | LFP
El pivote aragonés marcó el segundo gol de su vida en el Córdoba para salvar a los suyos de la derrota en La Condomina | “Esto habla del espíritu del equipo”, apunta

Se puso como loco. Tardó unas décimas de segundo en ser consciente de lo que había ocurrido. Su testarazo picado tenía buena pinta, pero le ayudó el deficiente blocaje de Biel Ribas, que se introdujo en su portería con el balón en las manos. Luso Delgado se quedó algo desorientado, pero apenas fue un instante. Cuando vio que sus compañeros llegaban en manada para estrujarle, corrió como un poseso hacia la banda arrancándose la camiseta. Desnudo de cintura para arriba, sólo tenía el brazalete de capitán amarrado al brazo izquierdo y la expresión, cansada y serena, de quien sabe que ha cumplido con su deber en momento oportuno. Hay que saber estar en los momentos críticos. Y el Córdoba estaba así en La Condomina, donde opositaba a entrar en la historia del UCAM Murcia como la primera víctima del club levantino en su historia en Segunda División.

“El partido, con el poco tiempo que quedaba, estaba perdido”, confesó después en la zona mixta, una vez digerido el dulce trago del empate postrero. Fue en el minuto 92, sin tiempo para la réplica del adversario. Un golazo que tuvo su valor. “No estoy muy acostumbrado, no forma parte de lo principal de mi trabajo. Pero muy contento por haber podido ayudar. Era una cosa que no pasaba desde hace mucho tiempo”, indicó Luso. Y tanto. El gol en La Condomina es el segundo que el aragonés firma desde que viste la camiseta del Córdoba, al que llegó en 2013. Está cumpliendo su cuarta temporada. Curiosamente, nunca había anotado con los blanquiverdes en la categoría de plata. Aquí ha vivido un ascenso y un play off siendo protagonista en lo suyo, que no es precisamente finalizar las acciones de gol, sino más bien crear las propias y destruir las ajenas. Para Luso, el desenlace del partido “habla muy bien del espíritu de este equipo y de este vestuario, que siempre cree que es posible hasta el final”.

El único gol que hasta la noche del domingo había marcado Luso con el Córdoba fue el último que se vio en El Arcángel en Primera División, una tarde de tristeza generalizada ante el Rayo Vallecano. El equipo ya había descendido matemáticamente un par de jornadas atrás -y virtualmente mucho antes- y recibía al Rayo Vallecano de Paco Jémez. Aquello terminó con 1-2 para los madrileños y Luso apenas hizo un gesto de alegría tras poner su firma al gol, el primero con la blanquiverde para él. No valió para nada. Todo lo contrario que el que anotó en La Condomina. Ahí el festejo fue espectacular. “Es importante la primera salida. Puntuar fuera de casa es importante siempre”, admitió ante los micrófonos de los periodistas un jugador que firmó un nuevo contrato este verano para vivir instantes como éste en La Condomina. Cuando la nave se zarandea todos miran al capitán. Luso se dejó ver. Seguro que no olvida este día.

Etiquetas
stats