¿Qué le espera a partir de ahora al Bball Córdoba?

Cheick Conde, tras el último partido en Vista Alegre | TONI BLANCO
El equipo de Rafa Sanz afrontará el 7 y 8 de mayo la Final a Cuatro junto a Deportivo Coín, Cintra Plasencia y UB Linense | La sede será la localidad malagueña | El Plasencia, en semifinales

Tras su merecida remontada en el play off ante el Cycle San Juan, el Bball Córdoba aborda el porvenir más inmediato con un puñado de certezas. La primera, que tiene capacidad para vencer a cualquier adversario. De hecho, ya lo ha conseguido este curso ante todos los que serán sus compañeros en la Final a Cuatro, que se disputará durante el segundo fin de semana de mayo en Coín y en la que, además de los de Rafa Sanz, estarán el conjunto anfitrión -Deportivo Coín-, el Cintra Plasencia y el Unión Baloncesto Linense.

Los clubes, finalmente, llegaron a un acuerdo para descartar el formato de liguilla y disputar sólo dos partidos para abaratar costes. El Bball jugará el sábado frente al Cintra Plasencia, mientras que en el otro cruce quedan el Deportivo Coín y el UB Linense. Los ganadores se enfrentarán en la final del domingo, que estará precedida por el choque valedero para el tercer y cuarto puesto. Así se van a dilucidar el campeón del Grupo D y los puestos del uno al cuatro, que conducirán después a cada cual a su grupo para la definitiva Fase de Ascenso a LEB Plata. Ahí ya tendrán que cruzarse con tres equipos más, procedentes de otros grupos de la Liga EBA, y disputar otros tantos partidos en sedes aún por definir. Los campeones suben de categoría. En esta increíble carrera de obstáculos, llena de cribas y trampas en el camino, el Bball Córdoba ya tiene los deberes más que hechos. Pero la sensación de que aún aguardan nuevas sorpresas late con fuerza entre los muros de Vista Alegre, donde los jóvenes discípulos de Rafa Sanz acuden para ensayar un nuevo milagro. Contar con Cheick Sekou Conde y José Antonio Medina en plenitud de facultades, o al menos en un estado competitivo algo más aceptable, es uno de los factores clave. En el caso del base del Puerto de Santa María, la rehabilitación parece asegurada si nos atenemos a sus prestaciones en el último encuentro en Vista Alegre: después de dos semanas de ausencia y una reaparición forzada en San Juan por una lesión en la mano, se destapó con 26 puntos y un papel crucial. El pívot guineano también aportó, aunque aún no salta y físicamente anda lejos de su mejor momento.

El Bball logró dar la vuelta a la eliminatoria en casa, tal y como hicieron los que serán sus adversarios dentro de unos días en la Final a Cuatro. Los cordobeses tenían que superar los cuatro puntos de renta del Cycle San Juan y doblegaron a los onubenses por una diferencia de doce. El Deportivo Coín arrastraba un inquietante -12 ante el DKV San Fernando, pero en su pabellón se mostró implacable y logró un +19 para dejar en la cuneta a los isleños. El Cintra Plasencia, que había perdido por ocho puntos de diferencia en Cazorla, apalizó a los jiennenses con un +25, mientras que el Unión Linense sufrió en una eliminatoria al límite. Los del Campo de Gibraltar habían perdido por 10 puntos en la pista del Medacbasket malagueño y consiguieron un +11 que llevó a la locura a sus aficionados. A partir de ahora, los cuatro supervivientes del grupo D de la Liga EBA tienen seis partidos asegurados por delante: los tres de la Final a Cuatro y los tres de la Fase de Ascenso. En la temporada pasada, el nivel de los equipos del Sur de España quedó demostrado con tres ascensos: Coín -que finalmente renunció-, Granada y CB Morón. Los dos últimos se acoplaron con solvencia y han firmado una notable campaña en la LEB Plata en la Liga 15-16.

Etiquetas
stats