Cuando todo lo que importa está en El Arcángel

El Córdoba B afronta ante el filial del Granada, con una entrada récord en las gradas, un capítulo decisivo en su aventura de ascenso a Segunda B

Apenas quedan horas para el partido de Tercera División que más expectación ha despertado en la ciudad desde hace casi 30 años. Los últimos que se recuerdan con un nivel de entusiasmo popular similar los protagonizó el primer equipo en aquellos tiempos en los que medía sus fuerzas con el Rute, el Palma del Río, el Pozoblanco, el Mairena o el Brenes a mediados de los 80. Todos los que defenderán la blanquiverde esta vez no habían nacido por entonces. Corren otros tiempos. Ahora, el que está en Tercera es el filial. Y quiere, como entonces, subir a Segunda B. ¿Podrá hacerlo? para ello necesita remontar el 1-0 que consiguió en Los Cármenes el Granada B, en un tenso partido disputado el pasado lunes. Si los cordobesistas superan el escollo, sólo les quedará una eliminatoria más para dar el salto a la división de bronce.

Sin embargo, nadie en la casa blanquiverde deja que se escape ni un ápica de triunfalismo o confianza excesiva. No es el caso. Ni aunque el Córdoba B tenga acreditado el mejor balance defensivo de todas las categorías nacionales. Cualquier precedente o estadística queda en estos momentos superado por las leyes del play off, crueles e inapelables. Los detalles lo marcarán todo. La concentración será básica. Será una pelea en la que sólo uno quedará con vida. El Córdoba B-Granada B (domingo, 19:00 horas, El Arcángel) representa mucho más que un simple partido para el club, que tiene en este vivero algunas de las piezas con las que construir su futuro.

“He visto muchos videos del Granada, pero siempre te pueden sorprender. Es un buen equipo, que compite muy bien. De visitante han sido el equipo con más puntos de su grupo, metiendo goles en todos los partidos excepto uno, quiere mucho el balón, tienen a Pedro (natural de Villa del Río, ex jugador del Córdoba B) , uno de los mejores delanteros de la categoría, al que buscan mucho, gente rápida en banda. La sensación que tenemos es que tenemos que tener el dominio, pero si no estamos precisos con el balón y nos roban balones tienen gente peligrosa para cogernos la espalda”, ha explicado Pablo Villa, técnico del Córdoba, que no podrá contar para el duelo ante los granadinos con De las Heras ni con Raíllo, expulsados en Los Cármenes. Sí recupera para la vanguardia a Javi López, que no pudo estar ante los nazaríes por cumplir el partido de sanción que le acarreó su roja ante el Castellón. La presencia del punta carpeño es una de las grandes esperanzas de un Córdoba B que necesita hacer goles de modo imperioso.

Se espera que El Arcángel registre una gran asistencia de público. En el partido ante el Castellón fueron casi seis mil almas las que se dieron cita en la Tribuna. Esta vez pueden ser bastantes más. Se especula con que la asistencia puede llegar a los diez mil. Será, sin duda, un estímulo para los anfitriones. “Hemos luchado con 100 personas, con 500, con 1.000... Y con las que vengan lo daremos todo. Considero que no somos peores que ellos y lucharemos”, explica Pablo Villa, quien está despachando una temporada excepcional con el filial que tendrá su desembocadura, aún no oficial, en el banquillo del primer equipo.

Etiquetas
stats