El himno del Córdoba, en su versión más instrumental

.

No es la primera y probablemente no sea la última. Su musicalidad y el significado que tiene hacen que sea un tema propicio para recibir más de una y de dos formas. Tanto es así que desde el comienzo cuenta con una original y otra coral, ambas ideadas por su autor. Las versiones del himno del Córdoba, compuesto por Manuel Ruiz Queco, no dejan de aparecer. Cada cierto tiempo surge una nueva, lo cual es sinónimo de arraigo no sólo por el club sino por la propia canción. En esta ocasión la interpretación con sus rasgos diferenciales corresponde a la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia, adscrita a la hermandad homónima. Dicha adaptación tiene como motivo un acto muy especial con presencia de dos jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, los hermanos Manu y David Leal.

El himno de Queco cobra cada vez mayor universalidad en el plano musical. Desde su interpretación original y la hecha al tiempo junto a otros artistas como Medina Azahara, El hombre gancho o Las chuces hasta esta última versión se han acumulado varias. Por supuesto, la canción goza casi desde el primer día de un toque solemne. De tal forma suena siempre que en El Arcángel toca recordar a quienes se marcharon en un minuto de silencio. India Martínez la cantó también, tras el histórico ascenso a Primera del conjunto blanquiverde en 2014. Está el emocionante a capela de la afición antes de cada partido en El Arcángel y después, hace sólo unos meses llegó la adaptación a cuerda del cuarteto Euterpe. Ahora se da una forma más de escuchar el tema.

Se trata del montaje realizado por la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia, en concreto por uno de sus componentes, Guillermo Ruiz Serrano. Éste no sólo ofrece la versión más instrumental sino quizá la más viva en sonido. Esta formación, una de las que comienzan a ser veteranas en el plano cofrade y de primer rango de la ciudad, decidió llevar a cabo la adaptación de cara a una cita que desde hace años realiza junto al grupo joven de su hermandad, la del Cristo de Gracia. Se trata de la visita de los carteros de los Reyes Magos, que este sábado se desarrolló en el centro de Córdoba con un amplio pasacalles. Fue en esta cita cuando por primera vez se pudo escuchar de manera pública, aunque no cuando sonó por vez primera. El escenario del estreno fue precisamente la plaza de Las Tendillas, donde la afición del conjunto blanquiverde celebra los escasos éxitos del equipo.

La marcha desde Foro Romano -en vías de volver a ser Cruz Conde- hasta la plaza Cristo de Gracia tuvo sello cordobesista no sólo en este sentido. Porque dos jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad fueron esta vez quienes dieron vida a los carteros de los Reyes Magos. Ocurrió el sábado, con Manu y David Leal en papeles principales de una tarde para el recuerdo de cuantos la disfrutaron. El caso es que la versión más instrumental del himno de Queco tuvo su verdadera puesta de largo dos días antes. El pasado jueves fue cuando la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia culminó el montaje de su adaptación, que además tiene un carácter festivo por la sonoridad y la interpretación.

Etiquetas
stats