Hay examen y saben las preguntas

Jugadores del Córdoba durante un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Ir a un examen sabiendo lo que se va a preguntar no siempre garantiza que se den las respuestas correctas. En el caso del fútbol, la cuestión es sencillamente imposible. Así que al Córdoba no le queda otra que hincar codos futbolísticamente hablando y preparar del mejor modo posible -léase utilitarismo maximo- el partido que el próximo domingo, a partir de las 16:00 horas, le enfrentará al Cádiz en El Arcángel. No será una tarde cualquiera. Las circunstancias -las últimas sobre todo, con la inestable situación de Sandoval- han transformado el derbi andaluz en una cuestión de supervivencia. Hará calor en todos los puntos del estadio en una sobremesa de domingo no apta para pusilánimes. ¿Qué puntos debe aprobar el Córdoba?

Tres puntos para convencer y convencerse

El Córdoba solo ha ganado dos de sus 13 partidos hasta ahora. Ambos han sido en casa. Un 1-0 ante el Almería y el último 4-2 al Extremadura, con remontada increíble en el último cuarto de hora. Un triunfo ante el Cádiz pondría a los de Sandoval muy cerca de la salida de la zona de descenso, que ocupan desde la jornada 2. Los blanquiverdes llevan cinco partidos seguidos de Liga sin perder en El Arcángel, donde necesitan mantenerse seguros para compensar su gran tara: únicamente arrancaron un punto en sus salidas. La clasificación es preocupante, aunque las diferencias con los equipos que están en la zona media baja no son amplias. El Cádiz es un ejemplo de cómo se maneja la categoría. Hace menos de un mes tenía a Álvaro Cervera en el disparadero y se movía en los puestos bajos. Una racha de tres triunfos lo ha puesto a tres puntos del play off.

La respuesta de la grada

La hinchada sigue respondiendo en un estadio que ha visto a su anfitrión moverse en puestos de descenso siempre desde la temporada pasada y en la actual. El club pretende recuperar el colorido del curso anterior y ha lanzado la enésima promoción para favorecer la asistencia de aficionados. Los abonados pueden comprar hasta cuatro localidades de su misma zona al precio único de 5 euros. Además, el Córdoba ha anunciado que premiará con un descuento en el carné de la próxima temporada a quienes acudan a todos los partidos de aquí hasta el final. El Córdoba dispone de 15.776 abonados y el campo tiene un aforo de 20.989 asientos. A pesar de los malos resultados, el cordobesismo no ha dejado de respaldar a Sandoval. Los sucesos de principios de esta semana, con una ratificación que atufa a ultimátum, pueden condicionar el ritmo en la grada.

Equipo hasta las últimas consecuencias: compromiso y eficacia

Más allá de las sensaciones, el Córdoba debe ganar el partido. Sandoval ha utilizado a 25 futbolistas y no ha repetido nunca alineación. La única vez que quiso hacerlo se lo impidieron las lesiones. Esta vez acudirá con la baja de Luis Muñoz, que se había acoplado a la perfección al centro de la defensa en el último mes, después de que el malagueño se lesionara en Mallorca. Se espera el retorno a la portería de Marcos Abad. También estará disponible Federico Piovaccari, el delantero más utilizado hasta el momento, después de haber cumplido un partido de sanción. Será un partido para adultos, con fuerte presión, en el que los jugadores de mayor rango del Córdoba tienen ante sí una alta responsabilidad.

La foto tras el pitido final

¿Qué quedará al final? El futuro del Córdoba se (re)escribirá a partir de la imagen que quede sobre las seis de la tarde en El Arcángel. Si los futbolistas están haciendo una piña en el centro del campo y saludando a una afición entregada, todo habrá salido bien. Cualquier otro desenlace traería consecuencias tan previsibles como poco originales. A nadie escapa que el puesto de Sandoval está en entredicho desde hace tiempo. Lo que no dice un consejo de administración puede decirlo una clasificación. Si el Córdoba consigue asomar la cabeza del pozo, sin reparar demasiado en la estética, habrá dado un gran paso adelante. El cordobesismo sueña con una fiesta por ver a su equipo en posiciones que antaño eran consideradas indecorosas. Pero es lo que ha tocado vivir.

Etiquetas
stats