Córdoba Futsal Crónica
Un trágico final de año

Marcador Valdepeñas - Córdoba Futsal

0

El final de un año que no ha sido tan mágico como se esperaba desde un primer momento. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad tenía la intención de llegar a esta decimoquinta jornada de la Primera División inmerso en la lucha por la clasificación a la Copa de España, pero una serie de errores defensivos -lo que conllevó sendas derrotas- ha hecho que dispute la última cita regular del 2022 sin opciones de acceder a esta prestigiosa competición. Aun así, la ambición y las ganas de la entidad blanquiverde no tiene límites y llegaban a tierras manchegas para enfrentarse a un Viña Albali Valdepeñas con dicha clasificación ya firmada.

Un partido que, en teoría, enfrentaba a dos conjuntos que no se jugaban nada en este último partido de la primera vuelta, pero donde la energía y la intensidad estuvieron presentes desde el minuto uno. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad quería vencer en una dura pista para crear un colchón sobre la zona de descenso, a la par que el Viña Albali Valdepeñas tenía la intención de consolidarse en las ocho primeras posiciones de la tabla clasificatoria. Por ello, la igualdad estaba siendo la tónica habitual, con dos planteles que querían hacerse con el dominio del esférico, aunque fue la escuadra blanquiverde quien lo intentó con más ímpetu en los primeros instantes, mediante un Lucas Bolo que probó a Edu Sousa con diversos disparos exteriores, aunque sin un excesivo peligro.

Entretanto, el Viña Albali Valdepeñas quería hacerse fuerte en su propio feudo tras una primera vuelta donde ha tenido demasiada irregularidad en la pista del Virgen de Cabeza, cosechando las mismas victorias que derrotas. Gracias a esto, el conjunto dirigido por David Ramos dio un paso al frente conforme los minutos se desarrollaban y empezó a notarse la calidad individual de sus futbolistas. De hecho, Bateria se fue de su par y sacó un latigazo que se colaba por la escuadra de la meta blanquiverde, aunque Cristian Ramos se estiró para despejar el balón a saque de esquina. Esta tendencia se acrecentó cuando Lemine también probó al arquero cordobés justo en el ecuador de la primera mitad, pero su disparo se marchó desviado.

Sin embargo, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no le entró el vértigo en uno de los pabellones con más hinchada en sus gradas de toda la Primera División y Miguelín sacó su magia a pasear para dejar totalmente solo a un Lucas Perín que erró en la vaselina y no fue capaz de subir el primero al luminoso. En cambio y cuando parecía que había pasado ese arreón local, el conjunto manchego encontró oro de una jugada que parecía sin peligro aparente merced a un Ivi que probó un disparo exterior y, tras evitar varias piernas, se coló en la portería defendida por Cristian Ramos.

Después de este jarro de agua fría, los chicos dirigidos por Josan González trataron de levantarse, aunque Cristian Ramos seguía siendo su máximo protagonista. El guardameta cordobés mantuvo a su equipo en el partido durante el final de la primera mitad gracias a dos intervenciones a Lemine y Solano que prácticamente eran goles cantados por la hinchada del Virgen de la Cabeza. Esta serie de oportunidades erradas hacían que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad tuviese la oportunidad de irse al descanso con las tablas en el luminoso y a punto estuvo de hacerlo realidad Ismael tras un pase al segundo palo de Lucas Bolo, pero el pívot califa no llegó a ese balón y finalmente ambas escuadras se fueron al paso por vestuarios con una victoria local momentánea.

En la vuelta del descanso, el Viña Albali Valdepeñas arrancó con una marcha más que su adversario, avisando en primera instancia con un Lemine que dejó sobre la pista su calidad nuevamente con un disparo que fue repelido por el palo. Esto fue el inicio de una oleada ofensiva por parte local que dejó un marcador abultado gracias a los tantos del propio Lemine y Claudino, obligando al técnico Josan González a apostar por el portero jugador a falta de más de diez minutos para terminar el choque. De hecho, este riesgo acabó costando un nuevo gol de Solano desde su propio campo, siendo la renta ya de cuatro goles por encima de los blanquiverdes.

Aun así, la casta del Córdoba Patrimonio de la Humanidad volvió a relucir sobre el parqué del Virgen de la Cabeza. La renta era ya abultada, la posibilidad de puntuar en este pabellón era muy lejana, pero los blanquiverdes realizaron un arreón final por medio de Saura y Miguelín que dejaron un marcador maquillado del que Edu Sousa, desde su propia portería, se encargó de cerrar el luminoso final que deja a un conjunto califal tocado en el final de la primera vuelta. El descenso se acerca y las posiciones de privilegio se alejan.

Etiquetas
stats