Córdoba Futsal
Un sorbo distinto para revitalizar el rumbo

Lucas Bolo durante una acción en Vista Alegre

Obligados a reconducir la marcha. La situación sigue siendo delicada para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que volvió a caer el pasado fin de semana en su encuentro ante el Barça en Vista Alegre. Un duelo de máxima exigencia y en el que, todo hay que decirlo, estaba permitido perder, dada la inmensa superioridad del rival, el gran dominador del fútbol sala español. Eso no quita que la necesidad apremie cada vez más a los blanquiverdes, ya que el nudo clasificatorio está cada vez más apretado. Con todo, el cuadro de Josan González se mantiene aún con un pie fuera del descenso, ya que la jornada ha dejado también resultados negativos para sus más inmediatos perseguidores. Así, los califas son decimocuartos con 14 puntos, solo con uno de ventaja sobre el Manzanares y el Levante, igualmente en situaciones de crisis.

Y ahora llega una oportunidad para recuperar la ilusión. Y es que la Liga Nacional de Fútbol Sala hará esta semana un pequeño desvío en su camino, pues otra competición cobrará protagonismo. Se trata de la Copa del Rey, que vuelve a escena y en la que los cordobeses han sembrado multitud de ilusiones. Por tanto, una semana de trabajo atípica, ya que la plantilla cordobesista seguirá ejercitándose en Vista Alegre a partir de este lunes, aunque en una ronda preparatoria más intensa de lo normal, pues disputará tres encuentros en apenas una semana. En efecto, después del citado duelo ante los azulgranas, el recinto capitalino abrirá sus puertas este miércoles a la eliminatoria copera.

Un duelo con muchos alicientes por delante, ya que los cordobeses recibirán en su feudo al Noia Portus Apostoli, quien precisamente fue su verdugo hace dos jornadas. Por tanto, habrá ganas de revancha, teniendo en cuento que el equipo gallego, pese a ser un recién ascendido, ya sabe lo que es ganar también en suelo cordobés, pues lo hizo en la primera jornada de liga. Eso sí, los de Josan tratarán de cambiar esa dinámica en un contexto distinto. Un choque sin posibilidad de reválida, pues será a eliminatoria única y el vencedor avanzará hacia la ronda de cuartos de final, quedándose a solo un paso de la Final Four. Ahí pretenden estar los blanquiverdes.

Ilusión y emoción servidas en bandeja de plata. Pero la necesidad será el contexto apremiante, ya que la victoria se antoja de vital importancia, más si cabe para afrontar la salida del fin de semana, en la que el Córdoba Patrimonio viajará nada menos que a la cancha del Jaén Paraíso Interior para cerrar el primer mes del año. Uno que podría concluir con la alegría de seguir vivos en Copa y mantenerse fuera del descenso, o, en cambio, sumidos en una doble pesadilla con eliminación y pisando los puestos de caída.

Etiquetas
stats