Fútbol sala

El Córdoba Patrimonio y una primera misión: el gol

Jugadores del Córdoba Patrimonio en un entrenamiento

La rueda sigue girando y el trabajo va poco a poco completándose en la segunda semana de pretemporada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Un plantel que se ha marcado la ambición más alta de su historia para esta 2022-23, en la que el rumbo se ha fijado en estar entre los ocho primeros de la mejor liga del mundo. Ahí es nada. Para ello trabaja Josan González con una plantilla que ha mantenido en gran medida su bloque de la campaña anterior, reforzada con una serie de fichajes que vienen a aportar desequilibrio y experiencia. Algunas de esas muestras ya quedaron patentes en el primer compromiso amistoso de los blanquiverdes, que superaron con mucha solvencia al Peñarroya (0-19). Bien es cierto que la condición del club minero, que competirá en Segunda División, desvirtúa completamente el nivel del equipo cordobés, aunque lo cierto es que ese resultado sí que puede ofrecer confianza a la plantilla. Fabio y Pulinho sumaron sus primeros minutos con el equipo, que sigue esperando la llegada de Lucas Bolo y Osamanmusa, los cuales aún no disponen de fecha concreta para su incorporación.

Sea como sea, uno de los grandes desafíos del cuadro califa será dar otro paso adelante en materia ofensiva. En lo que a las estadísticas se refiere, el Córdoba Patrimonio ha ido creciendo en la faceta goleadora año tras año desde su aterrizaje en Primera, hasta alcanzar su techo el pasado año con 90 dianas en el global. Unos números que no le sirvieron para estar en esa pelea por los títulos. Con todo, será igualmente imprescindible crecer en materia defensiva, aunque la reestructuración en ataque aporta más incertidumbre si cabe. Los blanquiverdes siguen contando con la presencia de Zequi, segundo máximo artillero del club el pasado año (14), aunque no cuentan con Shimizu, el gran referente en ataque con 16 dianas. Una baja que ha sido sustituida precisamente con la incorporación del tailandés. No obstante, hasta que no llegue a Córdoba y comience a trabajar con el equipo no se podrá saber si podrá estar a la altura del legado del nipón.

De este modo, también será capital la presencia de los otros dos pívots de la plantilla, ya que han ambos siguen del pasado curso aunque en circunstancias llamativas. Por un lado, el Córdoba Patrimonio anunció en su momento la salida de Saura, aunque días después oficializó su vuelta con la renovación del murciano, que ha vivido una temporada irregular debido a las lesiones. Lejos ha estado el futbolista del nivel que ofreció en su primer año como blanquiverde, en el que firmó 22 tantos y llegó a ser internacional con España. Este curso su cuenta se ha quedado en nueve, por lo que recuperar su instinto anotador será una tarea obligatoria para Josan. Por su parte, Ismael López finalizó su etapa como cedido y poco después comenzó otra ya como futbolista en propiedad del club, y todo hace indicar que para este año tendrá más presencia, lo que le obligará a su vez a disponer de más responsabilidad. Apenas cuatro tantos llevaron su firma el año pasado, eso sí, en pocos minutos, por lo que el prieguense tendrá que demostrar su valía, la cual le permita tener más protagonismo.

Lo cierto es que ese hambre de gol ya quedó reflejado en el citado choque ante el Peñarroya, donde el pívot se apuntó cuatro de los 19 goles. No obstante, habrá que mantener la cuenta cuando lleguen adversarios de mayor enjundia deportiva. Igualmente, otros jugadores como Lucas Perin, que también firmó cuatro dianas antes los peñarriblenses, Miguelín, Jesulito o Viana serán igualmente indispensables en esa faceta ofensiva.

Etiquetas
stats