Córdoba Futsal Crónica

El Córdoba Patrimonio se deshace en Palma

El Córdoba Patrimonio cae en Palma

0

De vuelta a la competición, aunque con la maleta a cuestas. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha inaugurado esta cuarta jornada de liga en Primera División desplazándose hasta Mallorca para medirse a un Palma Futsal con el propósito de, por fin, poder reconducir su irregular inicio de campaña. No obstante, otra vez aparecieron los fantasmas, los cuales están condenando a los cordobeses a un duro inicio de campaña. Mucho peor de lo previsto y eso que de nuevo pelearon hasta el final, aunque un nuevo tramo de imprecisiones y mala fortuna acabó castigando con otra dura caída.

El arranque de partido, en cierto modo, fue algo frío, con acercamientos para ambos conjuntos, pero ninguno de peligro real. Así, fue a los cinco minutos cuando se produjo la primera acción que realmente levantó a algún aficionado de su asiento, y fue para Palma, en una oportunidad dentro del área que se resolvió en dos disparos atajados ambos por la zaga cordobesista. Y es que fue ésta la que tuvo más trabajo durante los primeros compases de partido, así como el propio Fabio, homenajeado antes del arranque por su pasado como jugador palmesano. El propio arquero logró repeler sin problemas un disparo lejano de falta directa, con el cual, los de Vadillo continuaban sumando acercamientos.

Sin duda, la verticalidad estaba siendo claramente de los locales, por lo que, en una nueva internada, acabaron encontrando el gol. Y eso que el guardameta blanquiverde consiguió, una vez más, detener la primera opción, que se tradujo en un disparo de Eloy Rojas. No obstante, no pudo con el golpeo de Carlos tras el rechace. El tanto hizo mucho daño a los de Josan González, quienes, solo un minuto después, encajaron el segundo, en este caso en una acción de circulación que acabó con un pase filtrado para Tayebi quien, solo ante Fabio, no falló con un disparo a bocajarro. Jarro de agua fría en Son Moix. De nuevo aparecían las peores pesadillas.

Pero precisamente de eso quería huir el Córdoba Patrimonio, que comenzó a crecer poniendo mayor insistencia en la presión y sumando disparos de peligro de los pies de Lucas Bolo o Viana, aunque ninguno terminaba de acertar con gol. Sea como sea, el despertar cordobés llegó en el tramo final del primer acto. Y a balón parado. Así es, ya que Saura se sacó de la chistera un potente disparo de falta directa que se estrelló directamente en las redes locales. Además, los problemas de faltas comenzaban a despertar alarmas en el bando balear, que sin embargo supo recomponerse rápido del tanto en contra.

Primero fue Tomaz el que encontró portería, aunque el gol acabó anulado debido a que se apoyó en la portería para empujar el balón tras una jugada trastabillada en el área cordobesa. Pero Palma seguía demostrando que dispone de multitud de armas en ataque, ya que el que sí encontró el tanto fue Rivillos, por medio de un disparo lejano y raso que entró pegado al poste. Tocaba remar de nuevo con dos goles de diferencia. En los últimos compases, el Córdoba Patrimonio intentó de nuevo reducir la distancia, pero no pudo tumbar otra vez la muralla local.

De este modo, la reanudación trajo más peligro para Palma Futsal. No encontraban los de Josan González la fórmula, sufriendo mucho ante un insistente cuadro insular, que buscaba dejar prácticamente sentenciada la contienda. Pero la defensa daba sus frutos y, al final, el talento acaba saliendo. La recompensa la tuvo Viana, que se desquitó de las duras semanas que ha pasado y pudo reencontrarse con el gol al robar un esférico en su campo y emprender la galopada hacia la meta rival, donde no falló en el mano a mano con Muller. Y por si fuera poco, Jesús Rodríguez acarició el empate a falta de diez para el final, aunque su remate tras una excelente asistencia de Ismael se encontró con los buenos reflejos del meta local. Había motivos para soñar. Pero no hechos.

La intensidad subía de nivel con la emoción que reinaba en el partido, y las cinco faltas iluminaban el electrónico en ambos bandos a falta de poco más siete minutos. Y en esas llegó otro golpe sobre el orgullo cordobés, que encajó el cuarto en el 33’ de partido en una contra culminada por Tomaz. El gol terminó de deshacer el ímpetu visitante, que sufría de lo lindo, al tiempo que Palma disfrutaba, pues éstos consiguieron convertir el quinto de la tarde en la acción inmediatamente posterior, en este caso en una internada individual de Moslem. 

El técnico pontano puso en escena el portero-jugador a falta de cinco minutos. Había que morir con la cabeza alta, y las oportunidades, ciertamente, se sucedieron para los cordobeses en cada ataque que dispusieron. Pero ninguno con suerte. Es más, el duelo acabó de un modo mucho más amargo para el Córdoba Patrimonio, que vio como Viana era expulsado con roja directa por un balón que impactó en su mano, con lo que tuvo que afrontar un tramo más en inferioridad, lo cual aprovechó Palma para hacer el sexto y definitivo. Otra semana sin ganar. Un nueva nueva jornada en lo profundo de la tabla. Toca una resurrección de pura necesidad. Y pronto.

Etiquetas
stats