Crónica

Los peligros de la ruleta rusa

Prieto, en el duelo con el Industrias Santa Coloma.

0

Poco o nada se puede reprochar a una plantilla cuando pone todo lo que tiene. Incluso cuando las circunstancias son adversas, y excesivamente por momentos -aunque no de manera injusta-. Al Córdoba Patrimonio de la Humanidad sólo se le puede aplaudir este martes, tanto como a su rival. No en vano, los blanquiverdes y el Industrias Santa Coloma regalan un partido eléctrico en un Pavelló Nou del que, sin embargo, salen con derrota los de Josan González. El cuadro califal cae por 5-3 y ve cortada su racha positiva como visitante en un encuentro que bien pudiera asimilarse a una ruleta rusa. Y el extraño entretenimiento de Asia, muy bien reflejado en El cazador por ejemplo, tiene sus peligros. Como que la bala del tambor se transforme en dos expulsiones por la tensión del choque, tres en total con otra sufrida por los locales. Sea como fuere, la escuadra cordobesa no tiene más remedio que pensar ya en el Levante para evitar posibles aprietos finales con la plaza de play out.

Comenzó el encuentro con un cambio de última hora en el cinco de Josan González, si bien en esta ocasión no fue por un contratiempo como sucedió en Zaragoza, por citar un ejemplo. El técnico decidió variar su idea táctica con la entrada de Koseky en lugar de Alberto Saura. No funcionó demasiado bien el planteamiento del preparador califal, ya que el Industrias Santa Coloma se hizo dueño y señor de la pista casi al instante. De ahí que los catalanes gozaran de dos buenas aproximaciones con un remate de Drahovsky y un balón al espacio y en largo. Ambas acciones terminaron en nada, por suerte para el conjunto blanquiverde. La segunda, por cierto, gracias a una galopada y un corte providencial de Caio César en el pase de la muerte. Respondió el Córdoba Patrimonio de la Humanidad en el minuto 3 con un tiro de Saura que obligó a actuar a Borja Puerta bajo palos.

Lo cierto es que el Industrias Santa Coloma tenía comodidad en el parqué, realizaba transiciones muy rápidas y encontraba espacios en ataque. Parecían desdibujados los califales en los compases iniciales, en los que Cardona puso a prueba a Prieto hasta en dos ocasiones. Estaba complicado el asunto para el equipo de Josan González y sin embargo consiguió adelantarse en el tanteador. Manu Leal fue derribado y no hubo duda por parte de los árbitros en decretar penalti. Alberto Saura fue el encargado de ejecutar y marcar. Pero el juego era fluido y el ritmo alto, lo que no cambió después del tanto. David Álvarez y Drahovsky procuraron la diana en un saque de esquina, pero fue de nuevo de pena máxima como se movió el tanteador. Un remate del eslovaco golpeó en la mano de Jesús Rodríguez y desde la corta distancia igualó el máximo goleador de la competición. Por si fuera poco, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad entró ya en bonus.

Fue a peor la situación para el conjunto blanquiverde cuando en el 10 Khalid vio claro un ligero desajuste defensivo del rival para voltear el resultado. Andaban apurados los cordobeses, que encaraban el segundo tramo del primer acto ya con cinco faltas en acumulación y por debajo. Y además con un Industrias Santa Coloma mucho mejor. El guion varió por completo a raíz de un pizarrazo de Josan González, que en el 12 optó ya por el juego de cinco. Así pretendía, al menos, robarle tiempo al crono e intentar el empate. La decisión del técnico fue acertadísima, ya que enseguida Jesulito destapó el tarro de las esencias y batió a Borja Puerta al palo corto. Después arañó el cuadro califal hasta cinco minutos, tras lo cual el entrenador local optó por el portero jugador y reinvirtió la corriente. Con todo, la presión de los catalanes sólo se tradujo en un tiro de Álex Verdejo que no sorprendió al guardameta visitante.

Así, al descanso llegó el Córdoba Patrimonio de la Humanidad con buen panorama. Fue gracias principalmente a la habilidad táctica de Josan González. La inercia siguió en cierto modo en la reanudación, cuando todo arrancó con mayor equilibrio. Prieto y Borja Puerta hubieron de estar muy pendientes para evitar los tantos rivales ante Cardona y Manu Leal, respectivamente. El cancerbero local lo hizo para cortar cuando el capitán blanquiverde sólo tenía que remachar a placer. Sin embargo, el Industrias Santa Coloma tomó la iniciativa de nuevo y estableció el 4-3 por medio de Uri Santos. El cierre aprovechó el rechace a una gran parada del portero visitante. Pero la alegría duró poco para los catalanes, ya que a los tres minutos igualaron otra vez los califales. En esta ocasión, el guardameta detuvo muy meritoriamente ante Shimizu y fue Zequi quien cazó el balón tras el despeje. Sucedió, por cierto, después de que los colegiados perdonaran la expulsión a Jesulito por un manotazo, en acto reflejo, a Khalid.

Seguía vibrante el choque, en el que pudo tomar ventaja el conjunto blanquiverde tras una magnífica diagonal del propio Jesulito. Shimizu recibió y golpeó de una vez, con una gran volea que tapó Borja Puerta con la cara. La intensidad fue tal que sí acabó expulsado Lucas Perin al ver su segunda amarilla. El Industrias Santa Coloma sacó petróleo de su superioridad al instante gracias a un buen tanto de Cardona. Pese a las circunstancias, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no se vino abajo y apostó por ir al ataque para reconducir la situación. Entonces comenzó la protagónica actuación del cancerbero local, que acabó con todas las opciones ofensivas de su adversario. Los de Josan González merecían mucho más en un duelo del que también salió antes de tiempo Drahovsky por doble amonestación. Aunque la salida del eslovaco no dejó en inferioridad a los de Santa Coloma al producirse en el banquillo.

Pero la fortuna dio la espalda al Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que cuando debía encontrarse en igualdad vio cómo Álex Verdejo anotaba de lanzamiento directo tras una falta. La cuesta se empinaba para el cuadro califal, que insistió arriba. Lo peor llegó a poco más de cinco del final pues Caio César recibió la segunda amarilla y dejó a su equipo en una segunda inferioridad. Entonces ya estaban los dos conjuntos en bonus de infracciones acumulativas. Aun con el 5-3 en el electrónico el partido seguía con ritmo máximo, de lo que pudo llegar el sexto tanto del Industrias Santa Coloma o el cuarto de los blanquiverdes que ya empezaban a usar el juego de cinco. Lo curioso es que los dos equipos se sostuvieron en las faltas hasta el final, al que se llegó sin más movimiento en el marcador pese a haber claras ocasiones. Incluso una de Prieto, que no sólo alcanzó el área contraria sino que remató.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2021 - 21:36 h