El fútbol femenino alza la voz en Córdoba

.

El auge del deporte femenino a nivel general es una constante en todo el panorama nacional. Siempre han estado ahí, pero lo cierto es que la repercusión, y por ende una mayor posibilidad de progreso, es más patente en los últimos años. Córdoba no es una excepción de ello, y de un tiempo a esta parte se ha vivido un crecimiento enorme. Si se pone el foco en los deportes colectivos, la provincia guarda históricamente una tradición en dos concretos: el fútbol sala y el voleibol. No obstante, y aunque aún siguen existiendo importantes huellas de aquellos éxitos, el abanico se ha extendido hacia otras posibilidades. En este sentido, el fútbol 11 se está abriendo paso a base de trabajo, esfuerzo y talento a lo largo y ancho de la provincia. Un avance significativo que ya ha consolidado a Córdoba en la élite de esta disciplina, y por derecho propio.

Sin duda, dos clubes están totalmente asentados en la segunda máxima categoría del fútbol femenino nacional como son la ADFF La Rambla y El Naranjo AD. Ambas entidades llevan ya varias temporadas asentadas en la división de plata. Además, su idea de auge no contempla un límite cercano en el horizonte, algo que ha demostrado claramente el conjunto de la capital. De hecho, hace escasas semanas, varios técnicos del Arsenal Ladies, uno de los mejores clubes de Europa y uno de los grandes dominadores de la competición inglesa femenina, se personaron en las instalaciones del IDM El Naranjo, con el objetivo de que la exitosa experiencia gunner se traslade a los valores del conjunto cordobés.

Ambos equipos lograron finalizar el pasado curso entre los diez mejores del Grupo IV de Segunda, con especial mención a las capitalinas que consiguieron alcanzar la sexta plaza, y estuvieron peleando hasta las últimas jornadas por estar entre las cuatro mejores, en una competición dominada por equipos como el Sevilla, el Málaga o el Granada. A ellas se unirá el próximo año otro representante provincial como es el Pozoalbense Femenino, tras haber logrado el ascenso. Un tridente para seguir soñando con pisar en futuras campañas la máxima división, y cuya fábrica de talentos no cesa, ya que las tres cuentan con unas sobresalientes canteras, las cuales destacan año tras año a nivel autonómico.

Finalmente, ese trabajo colectivo también ha visto recogidos sus frutos en el plano individual. Numerosas jugadoras han sido citadas con los combinados andaluces, y la selección española también ha puesto el ojo en varias ocasiones en futbolistas autóctonas. Una de ellas es Natalia Montilla, aunque sin duda la más destacada es Rocío Gálvez. Tras empezar en el Deportivo Córdoba, fue escalando peldaños, pasando por Betis, hasta recalar en el Atlético de Madrid, su club actual, convirtiéndose en la primera futbolista cordobesa en participar en la máxima competición continental de clubes. Asimismo, la defensa rojiblanca es subcampeona de Europa sub-17, y también compitió en el Mundial sub-20, aunque tuvo que abandonar la concentración debido a una lesión. Su último éxito es historia para la entidad colchonera, puesto que hace unas semanas conquistaron su primer campeonato de liga. Un auge imparable, que poco o nada tiene que envidiar a la modalidad masculina, salvo la necesidad de captar mayor atención mediática y de aficionados. El trabajo está en marcha.

Etiquetas
stats