Evolución a empujones

Jugadores del Córdoba durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

En Lorca están avivando el fuego de un partido que no es una final pero lo parece. Regalan entradas a los aficionados y hacen llamamientos a filas para convertir el estadio Artés Carrasco “en una olla a presión”, según ha expresado gráficamente el propio club a través de sus medios oficiales. Esto es lo que le espera al Córdoba CF, que se ha preparado a conciencia durante los últimos días para abordar el primero de una serie de tres partidos fundamentales para aclarar -para bien o para mal- su situación en la tabla clasificatoria de Segunda División. Después de visitar al Lorca, que a día de hoy marcha penúltimo, recibirá -será el viernes por la noche- en El Arcángel a Osasuna, uno de los candidatos al ascenso, para posteriormente visitar al Sevilla Atlético, colista del campeonato. Un partidazo al calor del hogar y dos desplazamientos a casa de rivales directos por la permanencia.

Merino dirigirá hoy la última sesión de entrenamiento antes de anunciar la convocatoria de jugadores que viajarán a Lorca para jugar este sábado (20:00). El técnico linense ha dejado impreso su sello desde el mismo día de su llegada. Las dobles sesiones de entrenamiento -nada frecuentes en la etapa anterior- y la alta intensidad se han dejado sentir en el grupo. El cambio de sistema y los movimientos en el once titular también tienen su lectura. La salida de Javi Lara -un fijo desde su llegada- y el empleo de dos delanteros han marcado el nuevo plan, que contempla las líneas más juntas y un despliegue físico importante para presionar al contrario desde arriba.

El Córdoba actual ya no debate sobre lo que quiere, lo que le gustaría, lo que sabe hacer o lo que necesita. Sólo mira el modo de producir puntos. Sea como sea. Con el grupo lastrado por el indecente número de goles encajados, Merino ha tratado de ofrecer una explicación en positivo de lo que ha venido ocurriendo desde que llegó para suplir a Carrión. En el estreno, en Oviedo, el Córdoba mereció algo más pero perdió (2-0). En el primer partido en El Arcángel, el equipo blanquiverde no pudo ganar y se esforzó por agarrar un punto ante el Numancia (1-1). Fue su primer empate de la temporada. Un punto sobre seis posibles. Los próximos nueve en juego están marcados en rojo en el calendario. Los tres primeros se dirimen en un escenario en el que los cordobesistas ya salieron triunfantes en la Copa del Rey.

Para el choque en Lorca está descartado Sasa Jovanovic, que sigue con el proceso de recuperación de su lesión, y es duda Caro, que sufrió molestias en el entrenamiento del jueves y tuvo que retirarse. El resto de la plantilla se encuentra disponible para el técnico, que tendrá que ir manejando una situación delicada: su principal referente en ataque y máximo goleador, Sergi Guardiola, se encuentra apercibido de suspensión con cuatro amonestaciones.

Etiquetas
stats