“¡Estamos con vosotros!”

El representante de CCF Somos Nosotros habla con la plantilla tras el entrenamiento de hoy | JUAN HUERTAS

Su posición crítica con la gestión del club es bien conocida. Nunca la escondieron. Como tampoco la fidelidad a un sentimiento. Un grupo de componentes de la Plataforma CCF Somos Nosotros aprovechó la jornada de puertas abiertas en la Ciudad Deportiva para mostrar, con aplausos y una conversación directa con representantes de la plantilla y su cuerpo técnico, su respaldo en la lucha por la salvación. “La situación es crítica y queremos dejar claro a quienes defienden la camiseta de nuestro club que estamos a su lado”, indicaba a los periodistas Pablo Trujillo, un seguidor con muchas horas de vuelo blanquiverde.

La postura de adhesión a sus colores resulta obvia, aunque en este Córdoba actual rigen extraños códigos y lo que parecería normal adquiere un tono extraordinario. “El Córdoba tiene que salvar la categoría. Hemos perdido oportunidades, pero faltan solo cinco partidos y hay que dar el máximo”, ha indicado Trujillo, que también forma parte de Minoritarios CCF, una asociación cuyo conflicto con la propiedad del club es una herida abierta y sangrante. “Ahora, por encima de eso, toca apoyar a los jugadores y por eso estamos aquí”, indicaban los cordobesistas que acudieron a la Ciudad Deportiva en una mañana grisácea y, finalmente, con lluvia.

Nada más ver llegar al entrenamiento en el autobús al plantel, los seguidores cordobesistas se dirigieron a Luis Miguel Carrión. El técnico, con amabilidad, les emplazó a tener un encuentro cuando terminase la sesión. Los seguidores aplaudieron a los futbolistas en el inicio de la práctica y también en las ocasiones en las que el grupo pasaba al trote por delante del graderío. Los futbolistas sonreían. Su posición no es sencilla. La situación es rara. Todo el mundo esperaba algo distinto. No un ascenso -desde el final de año aquello se descartó-, ni siquiera pelear por él, pero sí un final menos dramático que el que se avecina. Faltan cinco encuentros y el Córdoba solo se salva del descenso por el coeficiente particular con el Nástic y el Elche. Un embrollo monumental. En la sesión estuvo presente el director deportivo del Córdoba CF, Álex Gómez Comes, que departió con Carrión en el césped mientras se ejercitaban los futbolistas.

Bajo la lluvia, después de terminar la sesión, los jugadores escucharon las palabras de Trujillo como portavoz de los seguidores. Les instaron a pelear hasta el final, defender el escudo y demostrar orgullo profesional. Hubo respeto y aplausos de ánimo para lanzar un mensaje de unión. Por encima de diferencias, hay un asunto que une a todos. O, al menos, debería hacerlo. Carrión seguirá preparando en las próximas horas el partido ante el Reus, una cita cuya trascendencia es absoluta. ¿Habrá presión? Por supuesto. Pero será para todos. “Confiamos en vosotros”, les dijeron los aficionados a sus futbolistas. Los suyos. No hay más verdad que esa.

Etiquetas
stats