El enigma Sandoval

Sandoval, tras el Córdoba -Sporting de Gijón (3-0) en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Setenta y dos horas después de un partido histórico ante el Sporting, el Córdoba CF tiene vacante el puesto de entrenador. El porvenir blanquiverde de José Ramón Sandoval está en el aire. El madrileño había firmado un contrato hasta el final de temporada y con unos objetivos. Los cumplió y se cerró una etapa... ¿Para comenzar otra en el mismo lugar? “Si él quiere, seguirá”, repitieron en varias ocasiones tanto el presidente, Jesús León, como el director general deportivo, Luis Oliver, a propósito de un nuevo vínculo con el entrenador. Si el de Humanes quiere o no es algo de lo que, oficialmente, no se tiene constancia. Algunos mensajes ambiguos en Twitter, declaraciones entre los vítores de la hazaña en El Arcángel -y otras posteriores, ya con más calma- y la maquinaria típica del mercado -filtraciones, intereses, secretos destapados...- han creado un inquietante caldo de cultivo. Esta semana se debería resolver el asunto, que es de importancia capital para la construcción del entramado deportivo del Córdoba ante el curso 18-19.

Las próximas horas pueden ser clave en la resolución de un punto primordial. Las circunstancias de Sandoval han cambiado con respecto a hace unos meses. Y las del Córdoba, también. Habrá que ver si el proyecto de futuro que ambos tienen en mente coincide tanto en lo deportivo como en lo económico. El madrileño, obviamente, pedirá unas condiciones superiores a las que disfrutó en los pocos meses en lo que estuvo al frente de la plantilla. Como telón de fondo están los ofrecimientos, más o menos velados, de clubes de Segunda División como el Málaga o el Granada, uno recién descendido de Primera y otro rumiando un proyecto fracasado.

Sandoval cuenta con un apoyo de la afición, que le ha aclamado como a un ídolo después de la hazaña de una salvación imposible. El madrileño, además, no ha dejado de dar muestras -llegando a estallar en lágrimas en varias ocasiones en público- de identificación con el cordobesismo. Su continuidad sería celebrada por la afición, de eso no hay duda, aunque en la entidad manejan otro tipo de variables a la hora de tomar la importante decisión de dar el timón de un equipo que tendría el rumbo puesto en el ascenso a Primera División.

En las últimas horas han salido a la palestra mediática nombres de posibles sustitutos de Sandoval en el caso de que éste no llegue a un acuerdo con el club para consensuar unas nuevas condiciones. Uno es recurrente: Francisco Rodríguez, que ha despachado una notable temporada en el CD Lugo. El almeriense ya estuvo en la órbita de El Arcángel en la delirante última campaña, en la que antes de Sandoval pasaron por la dirección Luis Carrión, Juan Merino y Jorge Romero. Francisco tiene contrato con el club gallego hasta junio de 2019, lo que podría suponer un obstáculo. Sin embargo, esa traba desapareció este mismo martes. A primera hora de la tarde, el CD Lugo anunció que el almeriense ya no es su entrenador. Hubo acuerdo para darle vía libre en la salida. ¿Rumbo al Córdoba? También le pretende el Granada. Otro nombre surge como asociado a la figura del director deportivo, Luis Oliver: se trata de Pepe Mel, un entrenador de gran experiencia en Primera y Segunda División. El banquillo cordobesista busca inquilino.

Etiquetas
stats