“¿Tú eres...? Encantado de conocerte”

Jugadores del Córdoba en el primer entrenamiento de la temporada | ÁLEX GALLEGOS

Alguno llega de Primera, otros de Segunda y unos cuantos de Segunda B. Uno, el central Joao Afonso, de Portugal; del Nottingham Forest inglés vuelve Dani Pinillos, que ya conoce la casa blanquiverde. Fue uno de los miembros del histórico once del ascenso en Las Palmas. De aquellos días apenas queda nada. Este Córdoba huele a nuevo. Carrión agarra una plantilla por primera vez desde el principio. A su lado tiene un nuevo ayudante, Vicente Fuensalida, que suplió a Rafa Clavero. El calor es insoportable, pero no se ven malas caras. A ver quién se atreve. Corren las botellas de agua de mano en mano entre jugadores que, a día de hoy, todavía son unos completos desconocidos. El técnico catalán ya ha advertido en sus primeras declaraciones, realizadas a través del canal oficial CCFTV, que será primordial “conseguir un grupo unido”. Para eso ha traído a un grupo de “chavales con hambre” que ven en el Córdoba una plataforma de lanzamiento.

Se marcharon hombres de peso como Deivid y Luso, dos de los capitanes. El central canario ya está con el Valladolid y el pivote aragonés anda camino de Huesca, donde le aguarda el exdirector deportivo blanquiverde, Emilio Vega. De la vieja guardia sobrevive Carlos Caballero, una presencia que hace que muchos de los seguidores que han desafiado al calor acudiendo a la Ciudad Deportiva rememoren viejas batallas. El de Alcorcón fue -junto a López Silva y Astrain- componente del primer paquete de fichajes del Córdoba tras la llegada de Carlos González. Desde entonces ha vivido de todo. Una revolución con Paco Jémez, un ascenso a Primera, un descenso a Segunda, una cesión a Grecia, una grave lesión, un error burocrático que le dejó medio año sin ficha... Si alguno de los nuevos quiere saber algo sobre el club al que ha llegado se lo puede preguntar a él.

Los recién llegados se acoplan como pueden. Las bromas sobre el calor son recurrentes. Tienen un buen tema para romper el hielo en estos primeros contactos entre desconocidos que, en cuestión de semanas, deben convertirse casi en una familia. Ahí tiene labor Carrión, que ha declarado que para realizar estos fichajes ha mirado informes “futbolísticos y de todo tipo”. El factor humano y tal. Algunos, como Jona, andan eufóricos tras su llegada al Córdoba. El delantero ha expresado a través de las redes sociales su alegría por el fichaje. En la presentación de las nuevas equipaciones, el hispano hondureño dijo que se sentía “un privilegiado”. Llega del UCAM Murcia, con el que vivió un descenso. El año anterior sufrió la misma desagradable experiencia con el Albacete. Unos años atrás, con el Jaén. Y ahora ha llegado a un candidato al ascenso a Primera. Una buena oportunidad para relanzarse a los 28 años.

Loureiro (Pontevedra), Josema (Murcia) y Sergi Guardiola (Murcia) llegan desde la Segunda B; Jona (UCAM Murcia), Álex Vallejo (Mallorca) y Fernández (Oviedo), de Segunda; de la Championship -segunda inglesa- regresa Dani Pinillos; del Estoril, de la Primera de Portugal, viene cedido por el Vitoria de Guimaraes el defensa Joao Afonso; y de la Primera española, donde jugó 18 partidos con Osasuna, ha sido fichado el extremo Jaime Romero. La mayoría son jugadores que vienen de pasarlo mal, ya sea por periodos de lesión o descensos. Gente que se la juega. El Córdoba quiere alimentarse de la rebeldía de quienes pretenden relanzar su carrera. Es su apuesta. Y no le sale cara, aunque por primera vez en mucho tiempo ha metido la mano en la cartera para pagar traspasos, como los de Josema o Jona.

Aún faltan por llegar algunos más. Es probable que el Córdoba se guarde hasta última hora una contratación de rango. Ahí le tocará sacar su pericia a relucir al director deportivo, Álex Gómez Comes, al que se le ha visto pasar por la Ciudad Deportiva para ver cómo se desenvuelven los nuevos miembros de la casa blanquiverde. Con Jordi Ortega, Mena, Alberto y Llamas, del filial, presentes en las primeras tomas de contacto, el renovado Córdoba ya se está cociendo en este tórrido verano antes de emprender el viaje a Málaga para sus días de concentración. De los viejos quedan Marc Vito, Caro, Edu Ramos, Esteve Monterde, Caballero, Markovic, Aguza, Alfaro, Javi Galán y Quiles. En fase de recuperación tras sus operaciones están el portero polaco Pawel Kieszek y el lateral sevillano Domingo Cisma. Las reformas han sido potentes. Y no han terminado. Los aficionados cordobesistas tendrán que aprenderse los nombres de los nuevos componentes de su equipo. En las primeras sesiones -están siendo todas a puerta abierta-, los hinchas jugaban a identificar rostros entre el grupo de jugadores, sintiendo esa alegría -a veces irracional, pero tranquilizadora- que a uno le proporciona ver alguna cara conocida cuando llega a un lugar nuevo.

Etiquetas
stats