Ecos de Tokio: Víctor Sojo, al podio desde el césped en Pekín

Víctor Sojo, con España en Pekín 2008.

Corre ya de tiempo atrás el nuevo siglo. La centuria del XXI, que representa el pleno estallido de la digitalización y el afianzamiento de la globalización, está en marcha. Así es desde tres años antes. Porque es 2004 y el cambio de milenio, que también se da, no tiene lugar en 2000 sino en 2001. El caso es que dentro de esa etapa, en verano, el deporte vibra durante unas semanas con la que es, sin duda, su cita más relevante en el panorama mundial. No es otra que los Juegos Olímpicos, que esta vez tienen como sede el escenario que lo fuera del origen del evento. Se trata de Atenas, ciudad hasta la que se desplazan varios representantes de la provincia. Uno de ellos, en la capital de Grecia, es Juan Antonio Jiménez Cobos, que termina por lograr una histórica plata por equipos en doma clásica. Junto a él se encuentran otros como Edu Aguilar y Víctor Sojo, dos jugadores de hockey sobre hierba de Puente Genil que quedan a las puertas del podio. Aunque es sólo el segundo el que finalmente acaba por colgarse un metal.

No sucedió en Atenas, que fue sólo la primera parada de uno de los dos más grandes canteranos de todos los tiempos del Club Estudiantes 87 de Puente Genil. De dicha localidad es Víctor Sojo, al igual que el también mencionado ya Edu Aguilar. Ambos acudieron a los Juegos Olímpicos de 2004 con la selección española con la opción de lograr medalla. Ésta la acariciaron tanto los cordobeses como el resto de integrantes del combinado nacional, que tuvo que conformarse con la cuarta plaza. Tampoco es que fuera poco el lugar alcanzado en una competición notable por parte de España, que cerró la primera fase del torneo con la primera posición de su grupo por delante de Alemania. Tras igualar a uno con Corea del Sur y el propio equipo germano se impuso de manera clara a Reino Unido (1-5), Pakistán (4-0) y Egipto (3-0).

Sin embargo, en semifinales le correspondió medir fuerzas con Australia, uno de los combinados más potentes. Aunque lo intentó, la selección española cayó derrotado de manera diáfana: perdió por 3-6. De esta forma, la pugna por la medalla de oro se tornó imposible para la escuadra de la que formaban parte Edu Aguilar y Víctor Sojo, que es el auténtico protagonista en esta ocasión. Caprichos del destino, el cuadro nacional se enfrentó a Alemania, que fue segunda de su grupo, en el partido por el tercer puesto. O lo que es lo mismo, por subir al tercer cajón del podio. Después de empate en la primera etapa del torneo, esta vez la balanza se desequilibró del lado germano con un ajustado 4-3. Así, los canteranos del Club Estudiantes 87 de Puente Genil despidieron su participación en Atenas 2004 con la miel en los labios.

Con todo, para Víctor Sojo había al menos otra oportunidad de luchar por una presea en unos Juegos Olímpicos. Un hecho éste que se confirmó cuatro años después, con una nueva cita de este tipo. En 2008 el mayor evento deportivo del planeta cambió de continente y lo acogió Pekín. La capital de China fue escenario de una edición que, por más que se intentó, no estuvo ni de cerca a la altura de la muy repetida en este diario de Barcelona 92’. El caso es que el pontano, a diferencia de su paisano Edu Aguilar, tuvo opción de vivir una segunda experiencia de esta índole. El segundo de ellos cayó de la lista por su edad pues en el momento de viajar a Asia iba camino ya de los 31 años. Por el contrario, el otro jugador estaba por llegar a los 25.

La selección española arrancó en esta ocasión con victoria ante Bélgica (4-2) en un grupo en el que, curiosamente, volvió a coincidir con Alemania -y aún hay más-. Si bien en Pekín cedió una derrota en el primer período del torneo, acabó por sumar más puntos y de nuevo se clasificó como líder. El tropiezo lo tuvo el combinado nacional en su cuarto encuentro, precisamente ante los germanos (1-0) y después de superar a Nueva Zelanda (0-1) y China (2-1). Esta etapa la completó con otro triunfo ante Corea del Sur (1-2). Ya en semifinales, España se tomó su particular revancha -deportiva, claro está- ante Australia, un equipo al que venció por la mínima (3-2) para entrar en la final del campeonato. El oro estaba próximo pero sobre todo Víctor Sojo aseguraba un trofeo. Bien pudo subir al primer cajón del podio, sin embargo se lo impidió el equipo que cuatro años antes le dejó sin bronce. Así es, Alemania se cruzó de nuevo en el camino de la escuadra de hockey sobre hierba para agriar el dulce sabor con que se encontraba ésta. Un ajustado 1-0 fue el resultado definitivo.

Aun así, el pontano puede presumir de lo que no cualquiera tiene posibilidad. Esto es de tener una medalla olímpica, y además una cuarta posición previa. De esta forma, Víctor Sojo se convirtió en el cuarto deportista cordobés en alcanzar un metal en unos Juegos. El hito lo marcó tras Rafa Berges -oro de fútbol en Barcelona 92’-, Rafa Lozano -bronce y plata de boxeo en Atlanta 96’ y Sidney 2000- y Juan Antonio Jiménez Cobo -plata por equipos de doma clásica en Atenas 2004-. Eso sí, lo hizo a la par que Felipe Reyes, que en Pekín obtuvo el primero de sus tres metales. Pero ésta es otra historia. El canterano del Club Estudiantes 87 de Puente Genil, por cierto, no dejó nunca de estar ligado a la disciplina que defendió a gran nivel. Sin ir más lejos, hoy por hoy es director técnico del SPV Complutense Sanse.

Etiquetas
stats