Va de derbis en Primera Nacional

Lance del derbi femenino entre Deza Maristas y Adeba en el pabellón del Colegio Cervantes | ÁLEX GALLEGOS

La última cita del año con la competición en Primera Nacional deparó un par de duelos de rivalidad local de alta intensidad. Los pabellones de los colegios Cervantes y Virgen del Carmen albergaron sendos choques en los que se pusieron en juego, además de los puntos, aspectos emocionales de primer orden. En el clásico del baloncesto femenino, el Deza Maristas hizo valer su condición de anfitrión para doblegar al siempre rebelde Adeba. En la competición masculina, el Virgen del Carmen claudicó ante su público en un vibrante choque frente al Innovasur Maristas.

El Deza Maristas no dio opción al Adeba en un partido que las rojas dominaron en su totalidad. El equipo de Chany del Rey se llevó el triunfo por un contundente 70-45 ante las azulonas, que encajaron de este modo su tercera derrota de la temporada y perdieron la segunda posición en favor de sus vecinas de la capital. Las de Cervantes lograron, además, superar el basketaverage puesto que lograron una renta de +15 y en el partido de la primera vuelta ganaron las del Adeba por 71-59 (+12).

El Maristas, con una marca de 8-2, sigue por detrás del intratable líder Estepona (9-0), con las de José María Alcántara en tercera plaza con 7-3. Solo el Beiman Baloncesto Sevilla (6-3) parece capaz de inquietar al trío de cabeza, pues las diferencias con el resto son importantes. El regreso de la competición, ya el 13 de enero, traerá un partido clave para el Deza Maristas en la pista del Beiman hispalense, mientras que el Adeba jugará en su casa de Las Margaritas frente al Candray.

En la Primera masculina, el partido entre el CV Carmen y el Innovasur Maristas resultó tan trepidante como podía preverse. Con un pabellón abarrotado y un aliento incansable desde la grada por parte de ambas aficiones, el choque tuvo el sabor de partidos de antaño ante dos referencias de este deporte en la ciudad. El conjunto carmelita empezó dominando el primer cuarto con ventajas cortas (19-18), manteniendo el pleito por los cauces del equilibrio en el marcador y una fuerte tensión deportiva dentro de la pista. Los de Edu Pérez, con su estilo tradicional de fuerte defensa y velocidad, amasaron ventajas en el segundo cuarto (29-18), aunque la réplica roja se produjo y al intermedio se llegó con los de Luis Requena en ventaja (32-37) tras un gran parcial a favor. En la segunda mitad siguió el intercambio de golpes, con destacadas actuaciones de los locales Didac, Román y Tomás Jiménez, mientras que en el Maristas sobresalían Marcos Espinosa y Juan Ramírez -47 puntos entre ambos-, además del brío en el juego interior de Ortiz. Un bombardeo de triples del Maristas llevó el tanteador a un 77-87 a falta de un minuto que ya fue imposible de remontar para el Carmen, finalizando el partido con 83-90.

El Maristas queda como el equipo cordobés mejor clasificado, pues se marcha al parón navideño con una marca de 8-5. Supera así al Aceites Callejas Ciudad de Córdoba, que en esta jornada no pudo sacar nada positivo de su desplazamiento a la pista del Estepona (84-68) y se queda con 7-6. El CV Carmen, por su parte, acaba el año con 4-10. En el otro grupo, en el que compite el equipo del Multiópticas Antolí Peñarroya, el equipo minero fue claramente derrotado por el Baloncesto Xerez (87-60) y se queda con 6-7 en la clasificación.

Etiquetas
stats