El Córdoba de las segundas oportunidades

Jovanovic festeja junto a Javi Lara el primer gol de la Liga del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

“Con este equipo voy al fin del mundo”, dijo Sandoval en la sala de prensa después del estreno liguero, un 3-3 ante el Numancia en El Arcángel que dejó en el ambiente una sensación de extraña euforia. Fue un punto -“uno menos para los 50”, dijo el técnico- pero también un triunfo moral para un grupo que pasó “un verano jodido” y que “dio la cara”, según expresó muy gráficamente el de Humanes. La marcha de los principales referentes y la ausencia de fichajes -a lo que se unió la salida en pleno verano de un frustrado Francisco- había dejado dudas en el ambiente. Al final, todos salieron moderadamente felices y con la percepción de que se puede competir con algo más que dignidad.

El Córdoba se ha convertido en una plataforma de segundas oportunidades. Las circunstancias han colocado en primer plano de la escena a protagonistas que, en principio, no parecían llamados a serlo. El amor propio de los profesionales es un poderoso estímulo para rendir a ese “doscientos por ciento” que acuñó en su día Jesús León para aludir a la necesidad de sobrepasar los límites. Bien lo sabe Sandoval, que no pierde ocasión para levantar los ánimos -ya sea en un entrenamiento o en sus declaraciones públicas- de jugadores “a los que no podemos subestimar, porque igual ahora tienen la ocasión de demostrar su valía”.

El propio Sandoval es un ejemplo de reválida en el banquillo. Después del exitoso final de la pasada campaña le descartaron porque “no encajaba en el perfil deportivo” del proyecto que se pretendía. Unas semanas después le llamaron porque todo se estaba desmoronando. El madrileño mantiene su aura triunfal y cuenta con el favor del público, que le tributó una ovación brutal en su presentación en la primera jornada. En la actual tesitura del club, Sandoval parece el ideal: es capaz de transmitir ilusión en medio de un campo de minas.

La primera jornada deparó un duro examen para un puñado de futbolistas que llegaban con un pasado complicado. En la portería, Igor Stefanovic regresó a la titularidad después de que Pawel Kieszek se quedara en la grada por la imposibilidad de inscribirle. Formalizar la ficha del meta polaco y la de Edu Ramos es “el objetivo de la semana”, según explicó el director deportivo Rafa Berges. Mientras tanto, el balcánico defenderá el marco. La última vez que lo hizo fue en la jornada cuarta de la temporada pasada, ante el Barcelona B (4-0). Ante el Numancia le cayeron tres, aunque tuvo intervenciones de mérito que evitaron un desenlace peor sobre todo en la primera parte.

A Javi Lara se le presentó una interesante papeleta. No había disputado ni un solo minuto oficial en Liga con el Córdoba desde el 4 de marzo, en Alcorcón (1-2). Era la jornada 29. Una lesión le sacó de los planes y terminó el curso sin salir al campo. Volvió y lo hizo con hambre. El montoreño fue determinante: anotó el gol del 2-1 y se dejó todo en El Arcángel, que le aclamó durante una furiosa celebración de su tanto. Lo de Jovanovic es una prueba de altura. El de Lazarevac jugó su último partido completo con el Córdoba en abril, ante el Sevilla Atlético. En el tramo final del pasado campeonato pasó a un espacio secundario: media hora en Reus en las últimas cuatro jornadas. Ahora es delantero referente. Hace todo lo que puede, que es bastante. Marcó un gol y está sacando adelante la faena a la espera de que lleguen refuerzos. Como Piovaccari, otro que representa el valor de la segunda oportunidad. El italiano ya estuvo en El Arcángel y le recibieron como a un hijo pródigo.

El foco también se situará en la figura de Jaime Romero, quien tiene ante sí la ocasión de mostrar una imagen diferente a la de la primera vuelta del curso pasado. En el mercado invernal fue cedido al Lugo y este verano ha regresado para abordar una temporada clave en su carrera. El extremo albaceteño, con contrato hasta 2020, salió en el tramo final para ayudar al equipo a reparar la avería. Hombres como Álex Vallejo o Quim Araujo están aportando un nivel muy competente. No son pocos los que buscan, en medio de la tormentosa situación del Córdoba, una segunda oportunidad.

Etiquetas
stats