En Córdoba tiene el oro: la sonrisa de Fátima Gálvez

Fátima Gálvez a su llegada a Córdoba | MADERO CUBERO
La tiradora recibe el cariño de baenenses y de su familia a su llegada a la capital tras su paso por Río | “Todo lo que tenga que venir va a llegar”, indica para el futuro, con miras a Tokio 2020

Recibida como merecen quienes demuestran alma de campeón. Incluso cuando el triunfo se aleja cuando es acariciado. La verdadera victoria está en la expresión del máximo nivel competitivo, del esfuerzo y del trabajo incansable. En Baena lo saben y de ello dan muestra. Como hizo una numerosa representación de sus vecinos este jueves en la Estación Central (Adif) junto con la familia de una de las más importantes figuras del deporte cordobés y español a nivel internacional. Faltó representación institucional, eso sí, por parte de los Ayuntamientos de la capital y de su municipio, así como de la Diputación. Fátima Gálvez regresó a Córdoba tras su paso por los Juegos de Río de Janeiro y lo hizo, como no podía ser de otra forma, con el calor de su gente más cercana, que a la vez son unos cuantos más de los muchos seguidores con los que cuenta la tiradora, que obtuvo su segundo diploma olímpico en Brasil, dentro de la modalidad de Foso Olímpico (Tiro).

La baenense apareció con una amplia sonrisa. Era reflejo de la satisfacción producto de una brillante actuación en un campeonato al más alto nivel, otro más en su historial, y de la afectuosa bienvenida que le regalaron los vecinos de su localidad natal y su familia. El trago amargo por no alcanzar el bronce, que acarició, quedó atrás. “La verdad es que estoy mucho mejor que cuando salí de la final. Ya aceptas un poco haber perdido la medalla y admites también un buen puesto, que es la segunda final olímpica que he hecho, otro diploma”, expresó Fátima Gálvez a su llegada, vía tren, a Córdoba. “No está mal hecho. Estoy muy contenta”, añadió en referencia a su gran participación en Río de Janeiro, donde acabó cuarta, una posición mejor que la que lograra en Londres 2012, en su estreno en unos Juegos. Entonces fue quinta.

Superado el trance de quedar a un plato del podio, y con el conocimiento de que una vez más ofreció una tarde memorable para el deporte cordobés y español, la tiradora comienza a mirar al horizonte. Ya piensa en Tokio 2020, y por ende en todas las citas que debe encarar hasta entonces. “De cara al futuro he sacado cosas muy positivas de los Juegos, que me van a ayudar para el próximo ciclo olímpico”, indicó en ese sentido la vigente campeona del mundo de Foso Olímpico. Ahora llegarán unos días de descanso, aunque siempre con la mente puesta en los nuevos retos que depara el calendario competitivo. Unos retos que asumirá con la certeza de que conseguirá alcanzar la recompensa de una medalla olímpica. “Todo lo que tenga que venir va a llegar”, señaló. Es el discurso de quien posee espíritu combativo y alma vencedora, de quien sabe que en el trabajo y la constancia está la base de los éxitos.

Etiquetas
stats