Ser del Córdoba, la dulce condena de Toni Cruz

Toni Cruz, con su libro | MADERO CUBERO
El periodista deportivo cordobés presenta su libro 'Infinita pasión' | Rafael Campanero y Juan Luna Eslava, padrinos del acto

Con la mano ya entumecida por tanta dedicatoria, levantó la cabeza para ver quién iba a cerrar el turno de firmas. Y Toni Cruz vio el rostro de Pepe Escalante. Ambos se fundieron en un abrazo antes de despedirse. El entrenador talismán del cordobesismo se marchó llevando bajo el brazo un libro que habla de la historia del Córdoba CF, de su propia historia. El último de la fila -igual que el equipo ahora, en Primera- fue el entrenador que más partidos ha dirigido al club en sus sesenta años de vida. “En este deporte y en la vida lo importante es seguir un camino y que cuando tropieces y caigas al suelo, el golpe no te impida recobrar el rumbo correcto”. Así cerró Cruz su intervención. Escalante podría contar mucho sobre eso. Le tocó sacar dos veces a su Córdoba del cenagal de la Segunda B, donde los clubes se pudren. El cordobesismo es resistencia al dolor y celebraciones exageradas cuando toca, que no es cuando uno quiere. Un repaso a su vida puede llevar a la conclusión de que los éxitos le llegan de modo casual, como episodios de justicia poética y alimento para una ciudad con hambruna de éxitos y autoestima. El equipo subió el verano pasado a Primera y eso merecía un libro.

'Infinita pasión' habla del fútbol sentido, del partido que nunca termina porque para el seguidor no hay tregua. Si alguien quiere hacer un tratado sobre el amor incondicional tendrá que pasar por el fútbol, una burbuja sentimental en la que se acepta todo, se perdona todo, se confía sin límite y a menudo sin motivo, se acepta el sufrimiento como peaje para efímeras alegrías: ¿el amor perfecto? Algo de eso cuenta Toni Cruz en su libro, que fue presentado en el Círculo de la Amistad ante un auditorio de benditos locos del cordobesismo. Peñistas, periodistas, amigos, ex jugadores... Todos con una amplia colección de vivencias en blanco y verde, la mayoría compartidas con el autor.

Antonio José de la Cruz González (Córdoba, 1978), colaborador de Cordópolis a través de su blog semanal Metafútbol, explicó lo que no necesita explicación porque, seguramente, no la tiene. A su lado se sentaron Rafael Campanero Guzmán y Juan Luna Eslava. El primero, a sus 88 años, es el presidente de honor del Córdoba y el único en toda la historia del fútbol español que ha estado al mando de un mismo club en Primera, Segunda, Segunda B y Tercera División. Luna, zaguero legendario de los tiempos duros de Segunda B, hizo de todo. Jugó, entrenó y fue secretario técnico. El Córdoba es lo que es por gente como ellos. Sus testimonios, entre otros escogidos por el autor, aparecen en un libro que se aparta voluntariamente de las consideraciones tácticas o de las recopilaciones de datos. Los números marcan el día a día del fútbol, pero lo que da vida a esta pasión infinita es el amor. Ciego, como los buenos amores. Con sus encuentros de fin de semana en los que todos, de algún modo, volvemos a ser niños.

Etiquetas
stats