El Córdoba y el Cartagena toman la delantera en campaña de abonados

Presentación de la campaña de abonados del Córdoba | TONI BLANCO

Los equipos andaluces, murcianos, extremeños y manchegos se encuentran inmersos en una intranquilidad constante ante el futuro incierto que existe ante la reestructuración de la Segunda División B. Por ello, los equipos técnicos y las directivas no quieren precipitarse a la hora de realizar sus primeros movimientos ante una nueva temporada que se antoja complicada para conseguir los objetivos marcados por cada entidad, aunque hay equipos que sí han comenzado a fidelizar a sus aficionados a través de campañas de abonados. El Cartagena y el Córdoba han sido los pioneros en este sector y, en algunos casos, no han faltado las críticas en redes sociales. Mientras que el conjunto cartagenero no sabe en qué categoría podrá realizar su actividad debido al play off de ascenso a Segunda División que disputará a finales del mes de julio, el club califa ha optado por subir el precio en general del carnet añadiéndole adicionalmente una suscripción anual de Footters y un polo personalizable de la marca Givova.

Los planteles que se encuentran en el Grupo IV no han dado el primer paso para comenzar con una planificación de la siguiente temporada que se antoja muy complicada económicamente dada la problemática que ha traído consigo el Covid-19. Solo Córdoba y Cartagena han realizado ya sus primeros movimientos para fidelizar a esos aficionados que tan perjudicados pueden salir después del confinamiento obligado por el coronavirus, aunque no todo son los abonados. Varios clubes ya han anunciado renovaciones con el fin de cumplir los objetivos marcados por las directivas a principio de curso, pero la búsqueda en el mercado aún no está siendo al tónica habitual debido a que todavía debe disputarse ese play off por ascender al fútbol profesional.

En el conjunto cartagenero se han hecho las cosas con mucha antelación. La plantilla dirigida por Borja Jiménez podría ascender en el mes de julio a Segunda División tras el play off disputado en la provincia de Málaga. Esto no ha sido un inconveniente debido a que su directiva sacó una campaña de abonados según la situación en la que estuviese el equipo después de esa promoción. Si el Cartagena se mantenía en el Grupo IV y siempre antes del torneo disputado en el próximo mes, el abonado podría renovar con unos precios que oscilarían entre los 60 y los 130 euros, mientras que si el plantel cartagenero sube a Segunda División, el coste del abono rondaría entre los 70 y los 130 euros. Por otro lado, si el aficionado prefiere continuar ligado con la entidad después del play off, su precio subiría entre unos 70 y 160 euros si se mantiene en Segunda B, mientras que si sube a la categoría profesional, ese coste rondaría desde los 225 hasta los 350 euros.

Asimismo, el Córdoba no ha querido ser menos y también ha anunciado su campaña de abonados con la intención de tocar la fibra sensible del aficionado medio cordobés, aunque parece ser que no lo ha conseguido según las críticas cosechadas en redes sociales. Los precios han subido ligeramente y oscilan entre los 109 y los 221 euros. Aunque en el coste están incluidos una suscripción anual para la plataforma Footters y un polo personalizable de la marca Givova, a la afición no le ha gustado este incremento en el pago del abono ya que ven necesario una rebaja después de toda la problemática económica que ha traído consigo el Covid-19. Una temporada que se espera complicada a nivel deportivo y, sobre todo, a nivel económico no solo para los clubes. Y es que los aficionados se han visto muy mermados en su vida diaria y no sabrán si podrán disfrutar de su hobbie favorito en esta campaña.

Etiquetas
stats