Más de 21.000 personas vieron como el Córdoba CF lograba acceder a la final para ascender a Segunda División. No fue tranquila la noche para los blanquiverdes, pero eso daba igual en estos momentos. La entidad califal logró vencer a la SD Ponferradina tras una pena máxima que transformó Kike Márquez, haciendo útil el gol de Antonio Casas en el minuto cinco y desactivando el tanto berciano en el inicio de la segunda mitad. De estos partidos que hacen afición, y lo que espera.