Bernardo Cruz: "No hay más allá del domingo"

Bernardo, en el duelo con el UCAM en Murcia.

Palabra de un capitán sin brazalete. Bernardo Cruz, en la rueda de prensa telemática realizada por el club, ha puesto los puntos sobre las íes. No se ha cortado, algo fiel a la personalidad del central cordobés desde antes de que debutara con el primer equipo y ahora, con más razón aún. En un momento delicado del Córdoba CF en cuanto a lo deportivo se refiere, con una serie de resultados que podrían lastrar al equipo de cara al objetivo ineludible del ascenso. A pesar de haber sido suplente en los últimos partidos, Bernardo ejerció de líder del vestuario ante los medios y resaltó la unión en el vestuario, además de esgrimir algunas de las razones por las que el cuadro blanquiverde se ha caído en las últimas semanas.

Sobre esa situación deportiva, el vestuario cordobesista se hizo eco de las palabras de Javier González Calvo, consejero delegado del club, en referencia a la relación entre calidad de la plantilla y rendimiento en liga. "El mensaje que nos llega es un mensaje lógico y entendible, lleva toda la razón. Hay que llevar con valentía la situación y la naturalidad. El equipo está dolido por la situación, por la racha de resultados que estamos teniendo, y decepcionados por cómo estamos en la clasificación", afirmó el central cordobés, que además reveló que dentro del vestuario se realizó "ejercicio de autocrítica". Lo principal para encontrar las soluciones es encontrar los problemas y el propio jugador cordobesista lo explicó en sala de prensa. "En los últimos partidos nos está costando encontrar esa última zona de peligro, de llegadas al rival. A nivel colectivo, estamos rindiendo bien pero a nivel individual tenemos que subir nuestras prestaciones para que luego el domingo se vea reflejado. Tanto en ataque como en defensa somos todos responsables. En este momento no nos está dando con lo que estamos dando", señaló, a lo que agregó la consciencia del vestuario de que "con el poco margen que queda, somos conscientes de que ya no hay margen, es un partido determinante".

Expectativas no cumplidas

Lo determinante del partido del Linares no va sólo en lo referente a la clasificación, sino en curar una herida en el orgullo que aún no ha cicatrizado. Bernardo aseveró que, en el vestuario, hay un "sentimiento de revancha y reivindicación consigo mismo". La altitud de miras produjo vértigo pero el tercer capitán blanquiverde confía en el poder del grupo para poder sacar adelante una situación que ni ellos mismos esperaban. "Somos conscientes de que tenemos que dar mucho más. Hay un grupo humano fantástico y da gusto que cada uno asuma responsabilidades. Ojalá que el domingo se refleje en hechos, es el día de aparecer los hombres, para eso hemos venido a un proyecto así; que aparezcan los grandes futbolistas. Confío en todos los compañeros, vamos a dar la mejor versión de cada uno porque es el momento", apostilló el defensa, que ahora mismo acepta el rol de suplente "con la máxima naturalidad y el máximo respeto" y rescatando que en la actual plantilla "no hay ningún intocable".

Muchas veces, los entrantes sobran y sólo importa el primer plato. No importan los detalles si no se tiene claro el objetivo principal, además de dejar tras de sí el hecho de asumir errores con un claro propósito de mejora. "Se han dejado pasar partidos que eran de sumar 3 sí o sí. Como somos realistas, somos realistas de que ya no hay margen y tenemos solo un objetivo: Linares. No hay más allá del domingo, no existe más allá del domingo. Estamos concentrados, siguiendo el plan de partido y confío en que se vea reflejado el domingo", manifestó Bernardo de manera autocrítica, que sí calificó, en cierta manera, de final el choque ante el Linares Deportivo del próximo domingo. "Se afronta como lo que es, un partido determinante. No podemos estar todo el día pensando en el partido pero es un partido definitorio, te va a poner en situación. Todos queremos luchar por estar lo más arriba posible. Nos duele, nos escuece y tenemos sentimiento de reivindicación", expresó ante el micrófono.

Resurgir de las cenizas

Consciente de que "individualmente tenemos que subir el nivel", Bernardo quiere que su equipo vuelva a ser el del tramo de inicio de Pablo Alfaro al frente de la nave cordobesista. El cordobés aseveró que "todos tenemos ganas de ser ese equipo que en las primeras semanas con Alfaro nos dio una armonía en ataque y defensa que necesitábamos y queremos volver a recuperarla. (Ha habido) errores individuales, míos los primeros. Tenemos que aprender de los errores, con mente limpia y confianza en que somos capaces". En el trasfondo, donde nadie lo ve, "la ilusión de la gente que paga su abono y no está viniendo al campo". "Tenemos una oportunidad preciosa para darle al grupo a lo que necesita. Los jugadores tenemos que dar un paso al frente, dar sentido a lo que se trabaja durante la semana. Para los resultados hay que ponerse las pilas y ganar el domingo. No hay ningún tipo de excusa. El domingo, a tomarlo como una reivindicación personal", siguió manifestando el 12 del equipo califa.

Fiel reflejo de lo que representa como jugador, Bernardo Cruz no quiere detenerse en lamentos que no revertirán en beneficios al colectivo. "No se rinde nadie, no se van a bajar los brazos para nada. Son momentos en los que tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos. Hay que buscar esa rabia, esa reivindicación. Tener esa personalidad con balón, buscar a jugadores con creación, da a ese equipo la pausa". Desde el vestuario, el mensaje de autocrítica, propuesta de mejoras y despliegue de habilidades es claro. En cualquier caso, el domingo el césped dictará sentencia. Aunque el primer paso está dado.

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2021 - 14:14 h
stats