Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Córdoba CF
Rival
El Atlético Baleares, una dinámica ascendente y un caramelo envenenado

David Rodríguez celebra un tanto con el Atlético Baleares

Alejandro Jiménez

0

El Córdoba CF cerrará el año visitando al Atlético Baleares. A priori, podría parecer un partido propicio para los de Iván Ania: rival de la zona baja de la tabla, con un buen estadio y un césped en magníficas condiciones, en puestos de descenso desde el inicio de temporada y que viene de empatar ante el San Fernando a domicilio. Pero nada más lejos de la realidad. El conjunto blanquiverde tiene frente a sí un caramelo envenenado, una trampa, aún mayor si cabe, que la vivida hace dos semanas en Melilla. Un difícil duelo en el que deberá de olvidar su buena dinámica, las vacaciones posteriores y todo lo que no sea el partido, puesto que un desliz puede hacerle caer derrotado en el Estadio Balear.

Y es que la situación en la tabla del Atlético Baleares es engañosa. Si bien es cierto que el conjunto blanquiazul comenzó con mal pie la temporada, la recuperación les ha llevado a depender de sí mismos para salir de la zona de descenso en este último envite del año. Tato García comenzó siendo el entrenador del equipo, tras firmar en febrero, durante la pasada temporada. Durante el mercado estival, las incorporaciones fueron numerosas, con nombres conocidos en el Córdoba CF como Armando Shashoua o Xisco Jiménez. Además de ellos dos, el club balear incorporó calidad con jugadores del calibre de David Rodríguez, Leonel Ferroni, Asier Villapalos o Roberto Alarcón.

Sin embargo, al igual que le ocurriese al Córdoba CF, el inicio de campaña fue, cuanto menos, dubitativo. Tras empatar ante el Algeciras en el Estadio Balear, el conjunto blanquiazul tuvo que vérselas con dos de los 'cocos' de la categoría, UD Ibiza y Málaga CF, ante los que no pudo sumar ningún punto. La dinámica siguió en decadencia tras caer goleados en Sanlúcar por 5-0, y se prolongó por una jornada más al caer en Palma de Mallorca por 1-2 ante la AD Ceuta. Esta derrota, sumada al único punto que sumaba hasta el momento el Atlético Baleares, le costaría el puesto a Tato García, encontrando su relevo en Juanma Barrero, antiguo entrenador de la AD Mérida.

Este cambio de entrenador resultaría un punto de inflexión para el equipo, pero no inmediato. Barrero comenzaría su andadura en los balearicos con un bagaje de tres derrotas, un empate y cero goles a favor, frente a seis tantos en contra. Hundidos en la zona baja de la tabla junto con la UD Melilla, la reacción debía de llegar cuanto antes para los baleares, puesto que el mes de octubre amenazaba ya con llegar a su fin. Y, finalmente, el 29 de octubre, llegaría la primera victoria para ellos. El solitario tanto de Roberto Alarcón frente a la UD Melilla valdría tres puntos de oro sobre los que cimentar la remontada. Desde ese momento, el equipo tan solo conoce la victoria en el Estadio Balear -tres triunfos, ante Melilla, Mérida y Alcoyano-, mientras que lejos de casa, cayó con estrépito frente al Real Madrid Castilla (5-0) y en Castellón (4-2), pero logró sumar tres puntos en Granada (0-2) y uno en San Fernando (1-1).

Así, el Atlético Baleares llega al duelo ante el Córdoba CF en su mejor momento de la temporada, habiendo sumado diez de los últimos quince puntos en juego, tras tres partidos consecutivos sumando, con dos victorias de por medio, y a tan solo un punto de salir de la zona de descenso a Segunda RFEF. Además, Barrero ha logrado imponer su estilo en el equipo, basado en un 1-4-2-3-1 muy definido, aguerrido en bloque bajo y presionante en salida de balón, donde David Rodríguez -con Xisco como sustituto- es su mayor baza ofensiva. Roberto Alarcón también resulta clave en el ataque, al igual que Armando Shashoua y Toni Pastrana, con gran importancia en el esquema inicial. En defensa, Juanra, Ofoli, Forniés y David Navarro aseguran la portería defendida por Ramón Vila.

Etiquetas
stats