Calma tensa una semana después de la fiesta

Sandoval, emocionado tras sellar la permanencia del Córdoba en Segunda A | MADERO CUBERO

Una semana después de la fiesta, las novedades son escasas. Realidad que lo es aun cuando la actividad en los despachos no cesa desde que terminara el ya pasado curso 2017-18. Lo cierto es que el Córdoba todavía no ha dado sus primeros pasos de cara a la próxima temporada. No más allá de la presentación de la campaña de abonados y desde el punto de vista oficial. La razón primera de esta circunstancia es que aún no se conoce el nombre del entrenador para la 2018-19, primer asunto al que desean dar carpetazo en El Arcángel. En este aspecto se mantiene la incertidumbre acerca del elegido para dirigir al conjunto blanquiverde a partir del verano entrante. Sobre todo por la falta de entendimiento actual con José Ramón Sandoval, un tema que ha de ser resuelto durante el fin de semana. Una vez concluya el mismo es más probable que la entidad dé inicio a la etapa de comunicados sobre fichajes y renovaciones, la materia que también le ocupa estos días. Por ahora, calma tensa es lo que se vive en torno a El Arcángel una semana después de la fiesta por la permanencia.

Por el momento sólo existe un hecho confirmado oficialmente. Éste es el adiós de uno de los grandes protagonistas de la histórica salvación del cuadro califal en Segunda A. Tal y como era de prever, el pasado miércoles se sabía ya de la decisión de Reyes de comenzar una aventura -muy bien remunerada- en China. El Xinjiang Tianshan ponía al utrerano una oferta sobre la mesa inalcanzable para el Córdoba, que despedía de esta forma a un componente más de su vestuario. La salida del sevillano seguía a las de los cedidos Noblejas, Juanjo Narváez y Eneko Jáuregi, cada uno con peso distinto dentro de la plantilla. Desde ese momento las miradas se centraban mucho más en el banquillo y en otros nombres como los de Sergi Guardiola, Kieszek o Edu Ramos.

En lo que al entrenador se refiere, la situación permanece en aparente parálisis debido a la distancia entre posturas entre el club y Sandoval, el hombre que consiguiera el milagro de la permanencia. La continuidad del madrileño al frente del equipo se antoja complicada, dado que son diferentes las ideas que tienen él y la entidad califal. Por un lado en relación a la forma del contrato, en cuantías y a partir de ahí en duración. Por otro, las perspectivas de la planificación deportiva también varían. El caso es que tras unos primeros encuentros entre las partes, el viernes tuvo lugar un último contacto entre el Córdoba y el preparador natural de Humanes. En principio éste había de ser el definitivo, y todo hace indicar que en efecto así va a ser. Si bien esta vez hubo un leve acercamiento, la posibilidad de encuentro resulta difícil. De ahí que el director general deportivo del conjunto blanquiverde, Luis Oliver, tenga a la mano la propuesta para el que parte con ventaja para ser quien tome las riendas.

El almeriense Francisco, que rescindió su vinculación con el Lugo a comienzos de la pasada semana -le restaba un año de contrato en el Ángel Carro-, es desde el primer momento el mejor posicionado. Más si cabe después de los últimos acontecimientos. El joven preparador era el llamado a dirigir al Granada la próxima temporada, pero en la misma jornada del viernes quedó descartada esta opción. Tanto es así que el club nazarí ya tiene casi atado a su entrenador para la 2018-19. Es Diego Martínez, que no logró meter al Osasuna en el play off. Precisamente el cuadro navarro sigue los pasos del preferido para el banquillo del Córdoba en caso de que, como parece va a ser, no siga Sandoval. El técnico andaluz, sin embargo, ve con más agrado firmar con los blanquiverdes. En esto ayuda su relación con el presidente, Jesús León. Si no existe un giro a lo largo de este sábado, la resolución del caso debe llegar el lunes. Ésta es la fecha marcada por el conjunto califal, por Sandoval e incluso, para decidir su futuro, por el aspirante.

De ahí que este fin de semana, siete días después de celebrar la permanencia, la afición permanezca en una calma tensa en relación al futuro más próximo del equipo. Una realidad que lo es del mismo modo en referencia a la plantilla, en torno a la cual se dan no pocos interrogantes. El primero, ¿qué va a suceder con Sergi Guardiola? La continuidad del delantero parece difícil. De hecho, el propio Jesús León argumentaba días atrás que “lo normal” es que salga. La modalidad de la cesión cobra fuerza en este sentido. Pero no es el del balear el único caso que preocupa. Kieszek, que cuenta con una propuesta de renovación según el presidente, Edu Ramos o Álvaro Aguado son otros. El de Churriana, por ejemplo, tiene tras de sí al Málaga, pero la situación en La Rosaleda ahora es compleja. El jiennense, por su parte, es seguido por varias entidades, de Primera incluso. Aunque León indicara que se avanzó en este asunto, retener al joven centrocampista va a ser tarea ardua. Y por el momento, los nombres de posibles fichajes suenan menos de lo habitual. Toca esperar.

Etiquetas
stats