Cabello: “Esta medalla me sabe como si fuese de oro”

El cordobés Alfonso Cabello, con su medalla en el velódromo de Río | CPE
El ciclista rambleño, bronce en los Juegos Paralímpicos, dice que "un cachito pertenece a cada persona de mi país por su apoyo"

Quien esperara ver a un Alfonso Cabello frustrado en el podio se quedó con las ganas. El espíritu indomable de este joven rambleño volvió a quedar demostrado en el velódromo de Río, donde el ciclista nunca perdió el control de su actuación. Brilló, como siempre en las grandes citas, y ocurrió lo que él mismo venía pregonando desde las vísperas. "Si uno da todo lo que tiene, lo demás ya depende de los rivales", advertía. Así fue. Los adversarios demostraron sus virtudes -especialmente el británico Jody Cundy, el único que voló más rápido que el cordobés-, pero también tuvo bastante que ver en el desenlace la normativa aplicada en esta competición.

La combinación de las categorías de C4 y C5 -distintos grados de discapacidad- llevaba aparejada una bonificación de dos segundos para la primera de ellas. A Cabello terminó costándole la medalla de plata. El eslovaco Josef Metelka se aprovechó de la circunstancia para subir al segundo cajón del podio. En el tercero, Cabello se mostró feliz. En Londres 2012 fue oro en C5 y en Río ha confirmado que sigue siendo uno de los grandes de la historia en su deporte, en el que ya acumula, además de las dos preseas olímpicas, tres títulos mundiales.

"Me sabe a oro", declaró la Bala de La Rambla tras recoger la medalla de manos del español Miguel Sagarra, miembro de la Junta de Gobierno del Comité Paralímpico Internacional. "He hecho mi mejor registro hasta el día de hoy y estoy muy contento de haber subido al podio representando a mi país", indicó el cordobés, que dedicó su éxito "a la gente que está conmigo en el día a día y a los que me soportan cuando entreno".

Cabello, de 22 años y con una amputación del brazo izquierdo por encima del codo, estuvo a la altura de las expectativas. En Londres 2012 fue el mejor y marcó un impresionante récord en los Paralímpicos con 1:05.947 en C5. En Río ofreció de nuevo un recital de talento, fuerza y determinación. "Cuando uno hace su mejor marca nunca puede estar descontento", indicó a los periodistas. El cordobés aseguraba la medalla de bronce batiendo el récord olímpico en su vuelta de 1:04.494. Sólo quedaban por participar los otros dos grandes candidatos al oro.

Lo ganó Cundy con una carrera prodigiosa, en la que marcó 1:02.473 con la bonificación de dos segundos. Sin ella también habría ganado por un estrechísimo margen. El que sí se llevó la plata gracias al factor compensador fue el eslovaco Metelka, que paraba el crono tres décimas más rápido (1:04.194). Cabello no se baja del podio y mantiene su rango de estrella del ciclismo paralímpico. "Todas las personas de mi país tienen un cachito de esta medalla porque estoy recibiendo un montón de apoyo de mi pueblo, de mi pueblo adoptivo, de Córdoba y de España entera", añadió el rambleño. Aún le queda una opción más de subir al podio. Será este domingo en la prueba de velocidad por equipos, junto a sus compañeros Granadas y Santos. España peleará, con China y Gran Bretaña como principales oponentes, por las medallas.

Etiquetas
stats