Rafa Moreno: "Nuestra clave va a ser eliminar los miedos y tener paciencia"

Rafa Moreno, en un partido del Adesal en La Fuensanta.

Ante una oportunidad para redimirse. Después del mal sabor de boca que dejó el último tramo de temporada, Adesal quiere agarrarse con uñas y dientes a la Liga Guerreras Iberdrola. Con cuatro puntos en su casillero en la fase de permanencia, se encuentra a tan sólo tres de la salvación, marcada por un rival de su grupo, el BM Porriño. Ocho encuentros restará para que las fuensantinas mantengan la categoría tras una primera fase marcada por la irregularidad. Rafa Moreno, técnico del cuadro califa, analiza con CORDÓPOLIS la llegada de su equipo a la primera cita de este tramo ante BM Zuazo y la visión general acerca del tramo decisivo de la presente campaña.

Pregunta - ¿Cómo está el equipo tras el parón?

Respuesta - El equipo está un poco excitado desde el punto de vista de la situación. Es verdad que estamos ya en una fase que se puede considerar como definitiva y eso produce una estimulación. Tratamos de que toda esa energía, toda esa estado de alarma se convierta en una energía positiva. Toca que saquemos, ahora que comienza la fase importante para nosotros, nuestro mejor lado y ese es nuestro reto.

P.- ¿En qué medida pudo afectar el último partido ante Salud Tenerife?

R.- Lo que puede significar ese partido, que ya no se puede cambiar obviamente, es convertirlo en un análisis que sea positivo, desde el punto de vista en el que podemos ver que fuimos superiores, que jugamos mejor y que fuimos capaces de perderlo nosotros mismos con infortunio en los diez últimos minutos. Eso es lo que tenemos que hacernos ver, el hecho de que la línea que tenemos es buena pero tenemos que tener cuidado con que nuestras propias ganas y tensiones sean las que provoquen convertirse en nuestros peores enemigos.

P.- ¿Cuáles serán las claves para el equipo en esta segunda fase? ¿Dónde hay margen de mejora? ¿Qué evolución le ha visto al equipo respecto a la última jornada?

R.- El margen de mejora va a estar seguro a partir de la primera victoria. A partir de que conseguimos en esta fase la primera victoria, que esperamos que sea ya en Bilbao contra Zuazo en la primera jornada, el equipo subirá el nivel bastante. SI no es en ese partido, el siguiente contra Lanzarote en casa, dado que la visita al País Vasco va a ser bastante dura, quizás de las más duras de toda esta fase. Sé que el equipo mejorará y se librará bastante a partir de la próxima victoria. Esa va a ser nuestra clave, eliminar los miedos y tener paciencia. El equipo juega mejor de lo que parece y hay que esperar a que consigamos la primera victoria.

P.- ¿Será el partido más duro de la fase ante BM Zuazo a domicilio?

R.- El partido de Bilbao, sin duda, es el más difícil. Jugamos en su casa, ellas están a punto de matemáticamente sentirse libres de cualquier tipo de problema, aunque es muy difícil que lo tuvieran, y es el equipo más fuerte. No ha perdido ningún punto contra los rivales de su grupo en zona de descenso. Tiene jugadoras consagradas y jugadoras internacionales, como es el caso de la pívot Ainhoa, con una gran importancia en la selección española, o Alba Sánchez. En definitiva, un equipo que está acostumbrado a pelear en zona europea y que, sin embargo, se ve puntualmente obligado a pelear por el playoff de descenso. Tendrán rabia y nosotros seremos los primeros que, como no tengamos cuidado, podamos pagar los platos rotos, pero sé que va a ser un partido igualado y esperemos que se encuentren la mejor versión de Adesal.

P.- ¿Cuál será la clave, en general, para este tramo de la temporada?

R.- Los partidos de esta segunda fase, la clave va a estar en que todos los que pretenden salvarse consigan todas las victorias en casa y un par de ellas fuera. Todos los partidos van a ser importantes; cierto es que parece o existía el runrún de que nuestro grupo previo era más fuerte que el otro. Eso hay que demostrarlo en la cancha y Porriño, Adesal, Morvedre son rivales pertenecientes al grupo B que, para batirlos, los del A van a tener que sudar bastante. Por lo tanto, esperemos a ver si esa desigualdad era real o realmente era ficticia y cualquiera puede caer en el charco.

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2021 - 05:20 h