Crónica

Cruel desenlace para el Adesal

Agus López, en el duelo con el Cícar Lanzarote

0

Cruel hasta decir basta. Resulta difícil imaginar un escenario más duro y desagradable que éste. No por lo que supone el marcador final sino por la forma en que se produce. El Adesal dice adiós a Guerreras Iberdrola. Lo hace después de una lección de coraje y constancia que, en esta ocasión, no obtiene justa recompensa. Porque el cuadro de La Fuensanta desciende tras empatar ante el Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife en tierras canarias (21-21) en un partido en que llegara a perder de siete (18-11) dentro de la segunda parte. También porque el equilibrio definitivo se da después de un tiro a la madera del equipo dirigido por Rafa Moreno, y esto a sólo dos segundos del sonido de la bocina. Y porque cae consecuencia de su negativa primera fase, ya que está en igualdad de puntos con el Morvedre, que se salva por el average particular.

La primera acción del encuentro fue en cierto modo, y sin que nadie lo supiera en ese momento, un aviso de lo que estaba por venir. El Adesal gozó de la primera opción de ataque pero no acertó a marcar. Sí lo hizo el Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife, que después de unos primeros compases de equilibrio en el tanteador conseguiría tomar distancia. Armina Isic igualó el tanto inicial y después Ángela Ruiz le imitó tras el 2-1. Fue el único gol que transformaron las cordobesas en un tiempo de superioridad tras el cual el cuadro canario carburó mejor para colocarse tres por delante (5-2), que fue la mayor diferencia del choque durante la primera parte. Con todo, el equipo dirigido por Rafa Moreno no perdió la cara al partido y con un parcial 0-3 recuperó la igualdad en el electrónico. Reflejaba el marcador un 6-6 que suponía el comienzo de otro duelo, pero el guion varió poco.

Después de un primer tiempo muerto del técnico local, el Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife retomó el control y volvió a situarse por encima con gol de Gabriela Pessoa. Al Adesal le costaba demasiado ver puerta. Por un lado, debido a la falta de efectividad. Por otro, y sobre todo, porque se topaba cada dos por tres con Ana Marín. La portera del cuadro insular se erigió en protagonista durante este período e impedía que el rival pudiera mantener en mayor disputa el choque. Todo a pesar de que Alba González no desmerecía a su contraria bajo palos. El caso es que la desventaja de dos fue lo mejor que pudo tener el conjunto de La Fuensanta antes del descanso. Pero no logró que se quedara así el asunto al final de la media hora inaugural, al que se llegó con 11-8 en el tanteador. Había mucho que mejorar para optar a la permanencia.

Sin embargo, tras el paso por vestuarios no mejoraron las circunstancias para las de Rafa Moreno. Los dos equipos sumaron acciones desacertadas en ataque hasta que camino del minuto 3 anotó Gabriela Pessoa para llevar la diferencia a cuatro dianas (12-8). El Adesal contestó con el 12-9 por medio de Andrea Roda, pero no se sostuvo mucho más. Después de un 13-10 marcado por Agus López, bastante discreta para lo que es habitual en su rendimiento, vino el peor trance del duelo para las cordobesas. El Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife aceleró el ritmo y elevó al electrónico una clara distancia de seis goles (16-10). La cuesta se empinaba en exceso para el conjunto de La Fuensanta, que en esos instantes estaba muy superado por su adversario. Pero restaba tiempo y había que confiar en una reacción, que no se produjo a corto plazo.

Una persistente Gabriela Pessoa, que además era la máxima anotadora del partido, hizo con su octavo gol que la ventaja de las locales creciera hasta los siete (18-11). Tras un tiempo muerto, el Adesal tuvo unos minutos de actitud contestataria y recortó a los cinco (18-13), pero seguía sin detener al Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife en defensa. Pero la situación cambió tras una diana de Agus López, precisamente, que supuso el 19-14. Gleinys Reyes y la uruguaya percutieron de nuevo la meta defendida por Ana Marín. Y después del 19-16 llegó un tanto de Camila Bonazzola para avivar la esperanza de la remontada y la permanencia. Faltaban más de nueve minutos para la conclusión. Fue un robo de la argentina lo que definitivamente modificó el guion de la contienda, ya que significó un 20-19 que precedió al empate por parte de Agus López.

Justo en el instante preciso la uruguaya terminó por enchufarse para que el conjunto de La Fuensanta pudiera creer en su continuidad en Guerreras Iberdrola. Restaban algo más de cinco minutos y el entrenador del Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife se vio obligado a solicitar tiempo muerto. Tras el asueto para indicaciones era esencial evitar un tanto rápido de las canarias y procurar la primera ventaja del enfrentamiento. Se cumplió la primera parte, pero no la segunda. Y aun con el 20-20 en el electrónico Rafa Moreno reclamó uno de sus turnos para explicar a sus jugadoras. No hubo efecto y el Adesal desperdició otra oportunidad para adelantarse. En este punto pareció que los dos equipos olvidaron la forma de marcar y el equilibrio continuó hasta entrar en el último minuto de encuentro. Fue Malena Guerisoli quien rompió la igualdad desde los siete metros, pero el conjunto canario respondió a los pocos segundos. Quedaba aún medio minuto y las cordobesas tenían la opción de salvarse in extremis. Pero a dos segundos de la bocina el balón topó con la madera y el choque acabó con el peor desenlace posible: esto fue con empate y los dos clubes descendidos a Guerreras Iberdrola.

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2021 - 20:57 h