Ángel Tripiana: "El equipo despertó porque se pusieron todos a remar en la misma dirección"

Ángel Tripiana, en un tiempo muerto del Peñarroya.

Salvación y tranquilidad en el Climanavas Agrometal Peñarroya tras su permanencia. No por más calmada es menos disfrutada, ya que lo consiguieron con varias fechas de antelación. Gran parte de dicha salvación fue consecuencia de un cambio de timón a finales del mes de enero de 2021, cuando Juanra Guzmán dejó de ser el técnico del cuadro minero para ceder su puesto a Ángel Fernández Tripiana, popularmente conocido como Tripi. El técnico cordobés asumió el mando ante una situación irregular de resultados y lo cierto es que significó mano de santo, pues consiguió revertir la situación del equipo y dejarlo en zona tranquila más pronto que tarde.

El técnico atendió a CORDÓPOLIS para evaluar su inicio, su proceso y el final de la temporada del Peñarroya en la Liga EBA de baloncesto. Explica que, tras la salida abrupta de dos jugadores y la llegada de una cara nueva, "todos se pusieron el mono de trabajo. El equipo despertó porque se pusieron todos a remar en la misma dirección. Todo el mundo remando en la misma dirección y además con el mono de trabajo, dispuestos a sacar la situación adelante. Ha sido la clave del trabajo. Es un poco como siempre. No tiene más secreto", explica Tripi, que tuvo que hacer permutas tácticas a su arribada a la disciplina peñarriblense. Entre ellos, el de Luis Rodríguez, que vio potenciadas sus cualidades en la posición de base, repercutiendo en la formación general del equipo. "Hemos jugado más con 4 también en vez de con dos cincos, también con un 4. Y la gente se ha adaptado muy bien. Después de estudiar un poco cómo era la plantilla, había que intentar sacar rendimiento nuevo porque la plantilla igual tenía un exceso de escoltas", apunta el preparador del conjunto cordobés, que agregó que, para posibilitar un juego más ofensivo, el equipo "ha dado un paso en defensa muy importante. Hemos trabajado mucho ahí la defensa para ser capaces de tapar un poquito nuestras carencias en altura, en la línea exterior, principalmente porque de interior no estábamos mal."

En cuanto a evaluación general de la plantilla, Ángel Fernández Tripiana tiene claro que le colocaría un sobresaliente en forma de 9 sobre 10, sobre todo, "teniendo en cuenta que al poco tiempo de estar ahí, al mes de estar ahí, ya teníamos más que de sobra conseguido el objetivo", agregando que "la gente no ha dejado de entrenar, de trabajar bestial. Hemos dado mucha caña y han respondido a tope. Y muchos antes tenían dolores, pequeñas molestias, dolores. Sin embargo, han seguido ahí trabajando. La verdad es que un 9 tienen seguro", apostilla Tripi, que apuesta por un paso más del equipo si la situación económica del club lo permite. Señala al respecto que "lo ideal sería que si hubiera más dinero, dar un pasito adelante, reforzar un par de un par de puestos, no más. Tres, quizás dos es poco, con las carencias ahí e intentar de primera hora luchar por un objetivo mayor, a lo mejor estar mucho más arriba; hemos quedado quintos pero se podía haber estado un poquito más arriba, a lo mejor con un poco más de suerte, pero bueno, eso es algo que ya queda en manos de la directiva", desarrolla.

Su futuro dependerá de resultados, al igual que sucede en otros deportes de equipo, y el técnico cordobés se aleja de una autoevaluación y enfoca su confianza en la evaluación positiva de la directiva peñarriblense a la hora de dar continuidad a su proyecto. "Creo que tienen que evaluar tanto a Javier Millán, mi ayudante, como a mí, me tiene que ayudar a evaluar desde fuera. Tenemos esa sensación de que hemos conectado bien con la plantilla y la plantilla con nosotros y a partir de ahí hemos funcionado bien", aseveró.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 05:00 h