Atención concentrada en el diagnóstico de Ghilas

Ghilas se retira cojeando del césped de El Arcángel. | MADERO CUBERO
A falta de confirmación oficial, el franco argelino no tiene afectado ni el menisco, ni los ligamentos | La recuperación del atacante la marcaría su tolerancia al dolor

A buen seguro, no fueron pocos los que en ese instante contuvieron la respiración. El temor a perder a uno de los futbolistas más destacados rondó las gradas de El Arcángel durante unos segundos. Superada la hora de juego en el duelo del Córdoba con el Granada, Ghilas cayó sobre el césped y pidió de manera inmediata el cambio. La situación pintaba mal. El franco argelino ofrecía muestras de dolor que invitaban al pesimismo después de realizar un mal movimiento en una acción defensiva. Un salto para tratar de cortar un cambio de orientación del conjunto nazarí significó el comienzo de la incertidumbre para la afición, pero también para el propio Djukic. Sin embargo, la lesión parece no revestir mayor gravedad. Así lo dejó entrever anoche, tras el partido, el preparador balcánico, que aseguró que "las primeras exploraciones son positivas". De esta forma, el suspiro de alivio era generalizado, aunque aún restaba por conocer el verdadero alcance de los problemas del delantero.

La expectación en torno al estado del futbolista, en la actualidad el más admirado por la afición, se mantiene este martes, todavía con el dulce sabor de la victoria en el paladar. En día de regalos, todos esperan otro más llegado desde El Arcángel en forma de buenas noticias sobre la lesión de Ghilas. A falta de parte médico oficial, parece que ese obsequio será posible, ya que el franco argelino no tendría afectados ni menisco, ni ligamentos de su rodilla. Eso sí, padecería un importante edema óseo en la zona del cóndilo femoral externo, para cuya evolución todo dependería de la tolerancia al dolor del atacante. Por tanto, de confirmarse dicho diagnóstico, quizá su baja sólo se diera para el encuentro del próximo lunes en Vallecas.

Etiquetas
stats