Alfonso Serrano: “Siempre he estado abierto al diálogo pero atiendo a mis intereses”

Alfonso Serrano, en rueda de prensa | JUAN HUERTAS/CÓRNER CORDOBÉS

Sin estridencias pero también sin ambages. Ha querido contar su versión de cada una de las circunstancias importantes durante su etapa en El Arcángel y lo ha hecho ante los medios a lo largo de media hora. El ex director deportivo del Córdoba, Alfonso Serrano, ha comparecido este viernes en el Hotel Ayre para despedirse de aficionados y ciudad. Sus declaraciones un mes y medio después de que el club hiciera oficial su salida, pero entonces la emergencia sanitaria por Covid-19 impedía el acto que se ha celebrado en esta ocasión. El vallisoletano ha hecho un amplio repaso a todos los temas importantes de la entidad la pasada campaña y ha anunciado su intención de reclamar lo que considera debe pagársele por su rescisión.

El pucelano ha querido "agradecer a todos los jugadores, entrenadores y a casi todo el personal del club" para comenzar su rueda de prensa. Acto seguido ha comenzado la revisión de diversos asuntos. De entrada, ha recordado la difícil situación que atravesó el club los primeros meses de la temporada. "Algunos amigos míos futbolistas no querían venir al Córdoba porque se olían lo que podía venir. Hasta finales de julio hicimos buen trabajo y lo demás fue ya trabajo psicológico", ha expresado en relación a la confección de la plantilla en verano de 2019 en medio de una dura realidad institucional. "Era una incertidumbre diaria, un sinfín de problemas", ha añadido.

La situación mejoró de manera clara, según él, tras la compra de la unidad productiva del Córdoba CF SAD. "Con Infinity, el tema económico se estabilizó. Todo eso nos hizo crecer un poquito más", ha apuntado. Aunque las circunstancias eran complejas para él. "Tenemos una reunión en mi despacho donde nos dicen (a él y a Rodríguez de Cózar) que íbamos a tener las mismas competencias cuando tenían apalabrada otra dirección deportiva", ha dicho. Ha sido entonces cuando ha querido defender su labor al frente de la parcela deportiva del club. "El equipo se reforzó muy bien en el mercado de invierno y estoy seguro de que si esto hubiera terminado, el Córdoba habría acabado en play off", ha asegurado.

Sin embargo, tras la llegada de los nuevos responsables del área técnica entendió que su continuidad se hacía imposible. Por pura lógica, ha comentado, pese a que no tenía intención inicial de marcharse. "Nunca dije que me quería ir del Córdoba, sólo que no podía haber dos direcciones deportivas. No es una cuestión de título", ha expresado en este sentido. "Raúl Agné (entonces entrenador) y los jugadores me convencen para que me quede hasta el final de temporada. Después del partido de Cartagena, Raúl es cesado sin yo tener ni voz ni voto y contratan Sabas", ha continuado. Sobre el fichaje del técnico madrileño también ha hablado: "Propuse cuatro o cinco (entrenadores) pero creo que ya tenían decidido". "No tengo nada en contra de nadie", ha remarcado.

Alfonso Serrano ha asegurado que su despido se produjo después de no aceptar una rebaja de un 40% en su nómina tras el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que presentó y declaró el club. De ahí que haya insistido en la necesidad de un acuerdo para no acudir a los tribunales. "Siempre he estado abierto al diálogo, pero atiendo a mis intereses. Si no, será un juez el que dictamine quién tiene razón", ha anunciado. Además, ha aprovechado para defender su trabajo al frente de la dirección deportiva de la entidad. "De fútbol y medicina todo el mundo opina. La plantilla estaba compensada y en el mercado de invierno se reforzó bien, aunque quizá faltara un delantero más", ha comentado.

El vallisoletano no ha rehusado abordar también el incremento del presupuesto de la pasada campaña. De los cuatro millones iniciales pasó a aproximadamente el doble, según precisó el consejero delegado del club, Javier González Calvo. "No sé cuál era el presupuesto para la plantilla en verano. Cerré a varios jugadores pero otros no vinieron. Sólo en el mercado de invierno y en el primer equipo nos ahorramos 100.000 euros", ha expuesto. Precisamente sobre la ventana de fichajes de enero ha querido destacar su buen desarrollo. "En el mercado de invierno me dejaron trabajar. Quitando a un par de jugadores, hicimos un 80% de los jugadores que realmente queríamos traer", ha afirmado. Después ha venido su deseo de que todo vaya bien en un futuro pero con prudencia. "Quiero que el Córdoba esté lo más alto posible. En cuanto al presupuesto de ocho millones, hasta que se estabilicen un poco las cosas no me atrevo (a decir nada)", ha dicho.

Otros asuntos más concretos tampoco han faltado. Como por ejemplo la situación de Sebas Moyano en relación al acuerdo con el Lugo. "Jamás he visto el contrato. Ha sido un verano muy difícil y gracias a Dios se pudo inscribir al equipo y pudo competir", ha apuntado al respecto. Del mismo modo, ha aprovechado para defender el trabajo de Luis Garrido. "Podemos tener algo más de respeto, haya jugado lo que haya jugado. Ha jugado Champions, Copa de América y llevaba sin competir seis meses. No entro en si es bueno o malo, pero ha tenido un comportamiento excepcional", ha señalado antes de considerar que "se le está criticando en exceso".

Ha habido además tiempo para hablar de Fidel Escobar, cuya cesión ha defendido. Además ha ofrecido su opinión acerca de la decisión del Córdoba de no procurar su incorporación definitiva. "No creo que sean contratos inasumibles. No hacer un esfuerzo por Fidel es un error, pero es opinión mía, con futuro en Segunda División. Me parece un jugador muy bueno", ha expresado. Por otro lado, ha explicado que "la opción de compra sobre Fidel era de 400.000 dólares" y que "no había que pagar en el momento, sólo dar facilidades de pago".

Dicho todo esto, Alfonso Serrano ha aseverado sobre la fórmula de trabajo del actual área técnica que "la base de datos es la misma prácticamente" que la usada por él y Jorge Rodríguez de Cózar. "Pero creo que es peor. Contábamos con Diego Lara, que es un espectáculo de tío y tiene cosas muy buenas. Ellos desde el primer momento no se han preocupado de cómo funcionaba su base de datos", ha querido resaltar en referencia a la nueva dirección deportiva. Por último, no ha dado pistas sobre su futuro aun cuando su nombre suena, como el de su secretario técnico en el Córdoba, para el Lugo. "Uno no sabe lo que va a pasar en la vida. Si De Cózar va al Lugo, me alegraría de que pueda debutar en el fútbol profesional. Tuvimos una oferta de Segunda pero decidimos quedarnos", ha zanjado.

Etiquetas
stats