Ya sabemos el qué, ahora trabajemos el cómo

El cuerpo técnico blanquiverde en Montecastillo | CCF

Tres días en Montecastillo para olvidar al Córdoba blandengue y dar la bienvenida a una escuadra con más carácter, solidez... y capaz de sumar puntos. En estos casos se suele decir que lo importante es ganar como sea, aunque siempre es más conveniente no dejar los éxitos en manos de la casualidad -no existe sensación más penosa y frustrante- y procurarse un buen método. Asumido por todos y sin discusión. Es lo que está haciendo Jorge Romero, el joven técnico del Córdoba, que en su llegada al primer equipo está haciendo todo un master de fútbol profesional en situaciones de alto riesgo. Todos saben ya el qué -la salvación de una plaza en Segunda- y ahora, desde la concentración jerezana, están trabajando el cómo. Este domingo, ante el Barcelona B, llega el primer examen.

Ha ganado el Córdoba cinco partidos en 24 jornadas disputadas. Han sido los únicos en los que logró dejar su portería imbatida. Uno fuera -el 0-3 al Albacete- y cuatro en El Arcángel: Tenerife (2-0), Alcorcón (3-0), Reus (5-0) y Albacete (1-0). Los dos últimos han sido los más recientes. Ante los catalanes se vivió la despedida de Alejandro González como presidente; en el segundo, el advenimiento de Jesús León al lugar principal del palco. Desde la tribuna se pueden propagar sensaciones de todo tipo, pero no se marcan goles. Eso les toca a los de abajo.

“La receta que conozco es que defienda todo el equipo”, dijo en su presentación Aythami Artiles, que es perfila como el nuevo jefe de la retaguardia. Al canario no le falta razón, pero lo cierto es que hay una cifra que duele como un hierro candente en el cordobesismo: 42 goles encajados. Más que ningún otro equipo. El ex de la Unión Deportiva Las Palmas jugó 3 minutos ante el Villarreal el 22 de octubre del año pasado, en Primera. Desde entonces, nada más de competición. Contra el Barcelona B no podrá estar José Manuel Fernández, uno de los fijos para los tres técnicos que han pasado por el banquillo cordobesista. El lateral derecho tendrá que cumplir un partido de sanción. Y en la izquierda, ya sin el despedido Dani Pinillos -y sin ningún fichaje específico para esa demarcación-, están el reconvertido Javi Galán, el canterano Mena y el postergado Javi Noblejas.

En el ala derecha actuó en las últimas jornadas Loureiro, con Caro en el centro. Ya sin Joao, queda Josema como otra opción para acompañar como central a cualquiera de los nuevos que se pueda acoplar a ese cometido. Álex Quintanilla o Jesús Valentín, que llega desde el Zaragoza con pocos minutos pero en forma, pueden tener su oportunidad. La brigada de mediocentros también es poderosa. Siguen Edu Ramos, Álex Vallejo o Sergio Aguza con perfil más defensivo. Y ahí llegaron Quim Araujo y Frank Bambock.

En el sueño de la puerta a cero tendrá algo que decir Pawel Kieszek, cuya continuidad -y también la de su compañero Igor Stefanovic- ha sido puesta en duda durante todo el periodo de mercado invernal. El polaco es uno de los mejores porteros de la categoría. Sus paradas sumaron puntos indispensables para la salvación en la temporada pasada y en la actual también tuvo sus actuaciones brillantes, pese a que la debilidad del entramado defensivo ha afeado su estadística. Termina en junio y si el Córdoba se salva podría ganarse un buen contrato, ya sea aquí o en otro lugar. San Pawel continuará ocupando un lugar de honor en el altar del cordobesismo en los próximos meses.

Este sábado, tras una última sesión matinal, el Córdoba regresará a casa con la mente puesta en el partido más especial de cuantos ha disputado hasta ahora. Con todo el papel agotado, El Arcángel espera ver los resultados de una mutación construida a puerta cerrada entre los muros de un hotel jerezano.

Etiquetas
stats