La AFE insta a la RFEF a buscar otra solución “en vez de adulterar las reglas del juego”

David Aganzo, presidente de la AFE | AFE

El asunto parece cerrado y en realidad está muy abierto. Al menos es lo que reflejan no pocas posturas en torno al mismo. Y no son sólo diversos clubes afectados los que mantienen la opción de tomar acciones legales. Tal es el aviso que lanza, por ejemplo, el Córdoba. Porque el conjunto blanquiverde es uno de los implicados en la conclusión prematura de la temporada en Segunda B y Tercera anunciada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con motivo de la pandemia de Covid-19. La resolución del ente presidido por Luis Rubiales opta finalmente, como tuviera previsto, que el play off exprés lo disputen los cuatro primeros de cada grupo y que no haya descensos. Una circunstancia ésta que tampoco gusta a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que horas después de la decisión adoptada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas deja clara su oposición.

"Lamentamos enormemente que la RFEF no haya querido tratar un asunto tan importante como es el derecho del trabajo de nuestros jugadores/as y que pretenda elevar una decisión a la junta directiva que, a día de hoy, ya tiene adoptada sin contar en ningún caso con los/as futbolistas, a pesar de las comunicaciones que le han sido remitidas por este sindicato en relación con la vuelta a la competición. La última, de fecha del 20 de abril, sin obtener respuesta alguna", ha expuesto la AFE en un primer punto de un comunicado hecho público en su web oficial. "Todos los jugadores/as tienen los mismos derechos al trabajo, independientemente de la categoría en la que militen, por lo que no podemos tolerar tal discriminación por parte de la RFEF", ha añadido en este sentido.

El sindicato ha continuado con la afirmación de que sus afiliados y afiliadas, a través de reuniones telemáticas, han insistido en que "quieren seguir disputando la competición, evidentemente, con unas garantías de salud -que sí las hay para otras ligas- y que se debería salvaguardar". Dicha posición se ha fundamentado en una idea de evitar el desagravio con el fútbol profesional. "Instamos a la RFEF para que, en vez de adulterar las reglas del juego, busque una solución más justa para todos", ha dicho de manera contundente.

Respecto del último apunte, la AFE ha señalado que "el reglamento de la RFEF no prevé la modificación de las reglas del juego que se pretende ejecutar". "En este sentido, el artículo 188 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol establece que en caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, la RFEF podrá suspender total o parcialmente las competiciones, así como prorrogar o reducir los períodos de inscripciones, en coordinación, en su caso, con la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando así resulte legalmente oportuno", ha seguido en su texto. "A pesar de tener la RFEF la aquiescencia del Consejo Superior de Deportes (CSD) para decidir sobre la competición, esta decisión debe de estar amparada en un reglamento que, en la actualidad no ha sido modificado. Es una aquiescencia que no da cobertura legal a esta decisión", ha agregado.

Por tanto, el sindicato de futbolistas ha asegurado que "se compromete a luchar por esa legalidad". "Aún más, teniendo en cuenta lo que queda claro en el artículo 3.1 a) del Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre sobre federaciones deportivas españolas, que especifica que se trata de una competencia de delegación pública", ha argumentado en este sentido. "Ante esta situación, si es necesario, trasladaremos esta cuestión a los grupos parlamentarios, porque este derecho a la ocupación efectiva no puede ser ninguneado, ni siquiera por el hecho de una resolución del CSD sobre unas competiciones que, insistimos, son de delegación pública", ha concluido.

Etiquetas
stats