A por lo que tú y yo sabemos

Jona Mejía se fotografía con dos jóvenes aficionados del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Nadie pronuncia la palabra ascenso, pero no es necesario. Está ahí, entreverada en cada declaración de intenciones de los protagonistas. Hasta en las más tibias. El Córdoba pretende mejorar el curso anterior, que fue un fiasco. El equipo terminó décimo. Dar un paso adelante significa entrar directamente en la pelea por el play off. El excelente final del curso anterior y la contundente pretemporada -ocho partidos, ocho victorias- han elevado la temperatura en el cordobesismo, aunque a nadie se le ha ido la cabeza. Carrión se ha abonado a la teoría de las metas cercanas. “El objetivo de la temporada es ganar al Cádiz”, dijo en su comparecencia ante los periodistas. Ahí, en la sala de prensa, también dejó caer la parte sustancial del método que usará: “Nos vamos a dejar la vida”, apuntó. Más allá de actitud, intensidad y toda esa lista de virtudes imprescindibles, el Córdoba necesitará fútbol. Y ahí está la clave. Hay síntomas evidentes de que lo tiene.

Carrión ha ahormado un grupo competente. En el tramo final del pasado campeonato logró imprimir las primeras pinceladas de un estilo. En verano, con el apoyo del director deportivo Álex Gómez, le puso las piezas que creyó más convenientes. Seguramente no están todos los que quería, pero sí muchos de ellos. Y todos con ese “hambre” -el término más repetido por el preparador cordobesista- para crecer con el proyecto. El once que salga ante el Cádiz este sábado estará plagado de caras nuevas. La mayoría de ellas, desconocidas para el aficionado de a pie. Llegaron futbolistas de categorías inferiores o con desgracias deportivas -descensos, lesiones...- muy recientes. Todos, desde el entrenador hasta el último recién llegado, se juegan sus carreras profesionales. El Córdoba dejó de reclutar futbolistas con buena hoja de servicios y en la fase final de su trayectoria. El volantazo en la política de fichajes se dejó sentir en los últimos meses. El verano del 17 quedará como aquel en el que el Córdoba ganó todos sus partidos: ocho. Ante rivales de todas las categorías, desde Tercera a Primera. Se probaron treinta futbolistas y en los últimos partidos hubo un armazón sin apenas cambios. Parece que las cosas están claras, aunque aún faltan al menos dos fichajes que serán de impacto.

Stefanovic llegó de modo sorprendente -el club lanzó cedido a Marc Vito después de comprobar que Kieszek no llegaría recuperado de su lesión al inicio de Liga- y ha disputado ya más partidos con el Córdoba que en todo el año pasado con el Moreirense portugués. Sus actuaciones han sido convincentes y habrá competencia con el polaco. La retaguardia ha sido reformada por completo. El sevillano Caro, un multiusos, es el único que queda en una línea en la que Fernández y Pinillos ocuparán las bandas, con Josema y Joao Afonso en el centro. En el medio sí continúan muchas piezas de la pasada Liga. Ahí andan los reforzados Javi Lara, Alfaro, Aguza, Edu Ramos o el joven Javi Galán. Y para la punta, también revolución: el hondureño Jona Mejía fue el refuerzo estelar, pero Sergi Guardiola sobresalió como máximo goleador (6) del verano. Carrión convocará previsiblemente a toda la plantilla para el primer partido, realizando los descartes pertinentes antes del encuentro.

Por su parte, el Cádiz de Álvaro Cervera llega conla vitola de haber sido uno de los que jugó las eliminatorias por ascender a Primera después de su retorno a la categoría de plata. Ahora todo el mundo les mira con otroa ojos. Los amarillos mantienen a una gran parte del bloque, que han reforzado con fichajes como el lateral izquierdo holandés Lucas Bijker (Heerenveen) o los centrales Mikel Villanueva, venezolano que procede del Málaga, y el montenegrino Ivan Kecojevic (Zurich). En la delantera, el fichaje más conocido es el gaditano David Barral, procedente de la liga chipriota y que antes había jugado en España en el Sporting de Gijón, Levante y Granada. En la lista de expedicionarios del Cádiz está un excordobesista: el malí Moha Traoré, que fue fichado este verano. El delantero africano, que debutó en Segunda con el Córdoba, fue una de las estrellas del filial con el que Carrión ascendió a Segunda B. Ahora estará en la trinchera enemiga.

Habrá pasión. El Córdoba-Cádiz fue el partido que más gente llevó a El Arcángel la pasada temporada. En esta jornada uno del curso 17-18 volverá a deparar un colorido especial. Los aficionados cadistas agotaron las casi 700 entradas que el club blanquiverde puso a su disposición. A los autobuses fletados en la provincia vecina se sumarán los hinchas del Cádiz que lleguen en sus vehículos particulares o los afincados en Córdoba, que no son pocos. Se aguarda una entrada importante. Los aproximadamente trece mil abonados del Córdoba -casi tres mil menos que la temporada anterior- están llamados a filas para esta primera vez. La pregunta está en el aire. ¿Qué puede hacer el Córdoba esta temporada? Este sábado, ante el Cádiz, primer capítulo.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Stefanovic, Fernández, Joao Afonso, Josema, Pinillos, Edu Ramos, Javi Galán, Sergio Aguza, Javi Lara, Alfaro y Jona.

CÁDIZ: Cifuentes, Carpio, Marcos Mauro, Servando, Oliván, Garrido, José Mari, Abdullah, Salvi, Álvaro y Barral.

ÁRBITRO: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (Comité Vasco).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (20:30).

Etiquetas
stats