Títeres Caracartón da a los más pequeños una obra contra la masculinidad hegemónica

Obra de títeres 'El secreto del hombre más fuerte del mundo' en la Feria de Teatro del Sur | MADERO CUBERO

La compañía de marionetas Títeres Caracartón ha llegado a la Feria de Teatro de Palma del Río con una apuesta que, desde el primer minuto, ha conectado con el público infantil y con el adulto, que ha abarrotado la Sala Andalucía del municipio cordobés. Durante 45 minutos, la compañía de Jordi Avellaneda y Paola Román ha ofrecido su espectáculo El secreto del hombre más fuerte del mundo, basado en el cuento de la escritora francesa Magali le Huche, titulado Héctor, el hombre extraordinariamente fuerte. Un claro alegato a la tolerancia y una ruptura de la masculinidad hegemónica o normativa.

Con una sencilla pero atrayente puesta en escena, Román es la titiritera encargada de dar vida con sus manos a los cuatro personajes y al león que intervienen en esta historia. Es ella quien introduce al público en este cuento, que tiene lugar en un “país llano y ventoso”, donde se encuentra el Gran Circo Tatán. En él hay personas extraordinarias, como Milón de Crotón, nuestro hombre más fuerte del mundo. Cada noche, Milón muestra ante un aclamado público todo su potencial y lo deja boquiabierto. Sin embargo, tras cada actuación, se refugia en el sótano de este pequeño circo, donde guarda un gran secreto.

La apuesta de Títeres Caracartón nos introduce en el mundo onírico, del que somos presos de nuestros tormentos o recreamos nuestros verdaderos sueños. Es ahí donde Milón se muestra como un diseñador de éxito. Es esto lo que realmente desea. Cada madrugada se esconde entre tejidos y telas mientras que, durante el día, es el hombre que “debe ser”.

A esta pasión se une su amor hacia la acróbata Mimi y el odio que provoca en el domador de leones, Angelo. La animadversión de este último hacia Milón hace que Angelo descubra su verdadero secreto. Con claras intenciones de ridiculizar a Milón, el domador saca a las puerta del circo todo su arsenal textil, regocijándose entre chistes y burlas.

Sin embargo, una gran ráfaga de viento hace que todo el circo desaparezca: vestuario, atrezzo, estructura... Hasta Angelo. Milón se convierte en el único capaz de salvar el circo gracias a sus conocimientos de costura. Reúne a todos los trabajadores y con sus majestuosas clases de punto, entre todos consiguen relanzar un circo que estaba construido sobre el odio y la envidia. Ahora, el nuevo circo de crochet está lleno de tolerancia a la diferencia.

Etiquetas
stats