José Mercé: “Lo vanguardista va a ser volver a la guitarra y al cantaor”

José Mercé

Desde La Noche Blanca del Flamenco de 2014 lleva el cantaor José Mercé (Jerez, 1955) sin derramar su arte en un escenario en la provincia de Córdoba. Un periodo de tres años en los que esta figura del flamenco no ha estado precisamente quieto, pero que han cristalizado en los últimos meses con dos proyectos que vuelven a reivindicar su espacio dentro de la música española contemporánea.

El primero, su disco de Doy La Cara, grabado mano a mano con Javier Limón -productor de Bebo Valdés y El Cigala, Paco de Lucía, Luz Casal o Calamaro-, y que incluye una serie de colaboraciones con artistas consagrados -Alejandro Sanz, Joaquín Sabina o Jorge Drexler- y duetos sorpresivos -Vanessa Martín, Pablo Alborán o Chabuco-. El segundo, su espectáculo Mercé Sinfónico, una gira de conciertos que acaba de iniciar y que une su arte al de cuarenta músicos jóvenes de la Partiture Philarmonic Orchestra.

Con esta visión sinfónica de canciones como Al Alba, Lío o Aire vuelve el jerezano a pisar un escenario en Córdoba tres años después. Será este sábado 23 de septiembre en el Teatro El Silo de Pozoblanco.

PREGUNTA: ¿Estamos prácticamente de estreno este sábado en Pozoblanco, no? ¿Qué es esto de Sinfónico Mercé?

RESPUESTA: Pues si. Estamos llevándolo por España, y el sábado lo traigo a Pozoblanco con mucha ilusión y muchas ganas. Creo que es un concierto muy bonito, con todos mis grandes temas orquestados y llevados al pentagrama, pero sin perder su esencia flamenca.

P: ¿Piensas repasar todos los grandes éxitos?

R: Si. Es que este proyecto en parte es un homenaje a mi carrera. La Partiture Philarmonic Orchestra ha sido la que me ha hecho esta especie de homenaje, y está hecho con mucho sentimiento y mucha sensibilidad. Y por parte de gente muy joven, de una orquesta tan joven, que es una maravilla y estoy muy contento.

P: ¿Has tenido que trabajar con mucho ensayo previo?

R: Bueno, ya estuvimos en Martos ensayando, en Jaén, y debutamos el otro día en Los Alcázares en Murcia. Y ya estamos cogiendo un buen tono. Después de Pozoblanco nos vamos a Madrid el 6 y el 7 de noviembre, en el Teatro Gran Vía, y posteriormente pasaremos por Sevilla el 15 de diciembre. La idea es rodarlo para que en 2018 se haga una gira grande por toda España.

P: ¿Y qué va a llevarse el público que acuda el sábado a Pozoblanco?

R: Se va a llevar una grata sorpresa, y se va a ir muy a gusto del Teatro. Les va a merecer la pena.

P: ¿Es distinto esto de girar y tocar con músicos de formación clásica a girar con flamencos?

R: Bueno, ellos tienen su pellizquito y sus cositas, y en los ensayos ya les he dicho yo, como decía el maestro Caracol, "que los músicos, todos detrás mía".

P: ¿Y cuántos tienes detrás tuya?

R: Pues son cuarenta músicos. Gente muy joven y con muchas ganas y a los que le gusta mucho el flamenco que es lo importante. Ésta es una de las giras más grandes en cuanto a personal en el escenario. Pero lo importante es que sea una gira en la que la música le llegue a más gente, y en ese sentido ya estamos dando pasos importantes.

P: En los últimos años has grabado un disco de duetos, ahora te vas de gira con estos jóvenes. Parece que últimamente no te gusta estar sólo, sino rodearte bien de gente.

R: Pues la verdad es que si. Cuando se está bien acompañado si.

P: ¿Los tiempos esos del cantaor subido al escenario con un guitarra ya han pasado?

R: No. Para nada. Yo creo que quizá lo más vanguardista al final va a ser volver a lo nuestro. Volver a la guitarra y al cantaor, porque yo creo que se están haciendo demasiadas historias y al final va a ganar la música de raíz, que es en el fondo lo que es el flamenco. Una música que nunca está de moda, pero siempre está ahí. Es eterna.

P: ¿Por ahí pueden ir los tiros de una posible gira y unión con Tomatito no?

R: Hombre, estamos en ello. Queremos hacer una gira a nivel mundial con un nuevo trabajo, si Dios quiere. Y sí que será una gira flamenca con dos o tres músicos, percusión, bajo y guitarras. Una gira de volver otra vez a esa guitarra y ese cantaor que siempre ha sido. Y al final va a ser lo más vanguardista.

P: Parte del flamenco que está haciendo la gente joven, gente como Rosalía o Rocío Márquez, son precisamente eso, lo de toda la vida. ¿Qué opinión te merece este flamenco joven?

R: Pues a mi me parece maravilloso, siempre que no sea cantar al más difícil todavía. Yo lo que percibo hoy en día es que parece que los jóvenes no quieren cantar natural, sino ver quién lo hace más difícil, como el del trapecio. Yo creo que el flamenco tiene una raíz y creo que no hace falta inventar tanto, porque está muy consolidado, y lo que hay que hacer es inyectarle tu personalidad y hacer el cante más grande, y el baile más grande, y la guitarra más grande, pero siempre partiendo de la base que hay.

Etiquetas
stats