Cultura reexamina el plan de trasladar las taquillas de la Mezquita

Un grupo de turistas hace cola en las taquillas de la Mezquita Catedral | MADERO CUBERO

"Técnicos de Cultura están estudiando el expediente que tiene su complejidad por los vestigios arqueológicos, elementos arquitectónicos y aspectos jurídicos. Se está ultimando el informe pertinente sobre este expediente. Cuando esté listo, se elevará a la Comisión de Patrimonio que se pronunciará sobre el mismo". Con este párrafo, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía han confirmado que está revisando el plan presentado por el Obispado de Córdoba para instalar el centro de interpretación de la Mezquita Catedral, con el traslado de las taquillas, en el interior del Palacio Episcopal.

En su edición de este viernes, ABC ha informado que la Comisión Provincial de Cultura ya ha retirado dos veces del orden del día el visto bueno de un proyecto que está promovido por el Cabildo Catedralicio. Según este proyecto, para acceder a la Mezquita, obligatoriamente todos los turistas tienen que comprar las entradas físicamente. Así, el más de millón y medio de turistas que todos los años accede al monumento tendrá que pasar antes por el Palacio Episcopal, donde el Cabildo y el Obispado trabajan en un proyecto conjunto que contará, también, con la construcción de un centro de interpretación del monumento.

El proyecto contaba el visto bueno de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo y de la Delegación de Cultura, previo a su paso por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía. Sin embargo, tras las últimas quejas, especialmente un escrito elevado por la plataforma ciudadana Mezquita Catedral, Cultura ha decidido volver a revisar todo el proyecto planteado.

Según el proyecto original, las nuevas taquillas de la Mezquita Catedral se instalarán dentro del edificio del Palacio Episcopal. En concreto, el acceso será por el antiguo Patio de Carruajes del Palacio Episcopal, donde el Obispado ha iniciado una importante restauración que han previsto a su vez el descubrimiento de restos arqueológicos. Estos restos se integrarán en un centro de interpretación acristalado y transparente. Allí se instalarán las taquillas.

Según ha podido saber este periódico, el Patio de los Naranjos seguirá siendo de acceso libre, aunque en un primer momento el Cabildo estudió su cierre al público salvo a aquel que pague su entrada (los cordobeses tienen entrada libre, pero con ticket). La entrada a la Mezquita seguirá estando donde ahora.

Mientras, la retirada de las taquillas permitirá liberar el lienzo Norte del Patio de los Naranjos y eliminar así un elemento que aunque instalado de manera provisional hace décadas era un intruso en la zona.

El sistema por el que el Cabildo cobra las entradas a los turistas no está exento de polémica. La Plataforma Mezquita Catedral ha denunciado en reiteradas ocasiones que su gestión es de todo menos transparente y que no se pagan impuestos. Los turistas pagan una especie de donativo a la Iglesia que está exento del abono de tributos.

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2016 - 12:49 h