Búho Teatro: de Sevilla a Palma del Río para celebrar sus 30 años

Exposición de Buho Teatro en la Feria de Teatro de Palma | MADERO CUBERO

La compañía Búho Teatro está de enhorabuena. Nació en Sevilla en 1986 de la mano de tres personas en una ciudad en la que apenas había teatro. Ni compañías ni espacios en los que poder actuar. Treinta años después, Búho Teatro llevó también a Palma del Río su exposición itinerante, una muestra formada por más de 100 marionetas que forman parte del diván de esta compañía. Un recorrido por su pasado y por su presente.

Búho Teatro basa sus trabajos en la diversidad de las técnicas del teatro de títeres y en la investigación de los sentimientos humanos más profundos. Sus componentes hacen uso de su propia experiencia personal y la trasladan al medio social que les rodean. Todo de una manera sensible, buscando siempre conmover a los espectadores por medio de la ternura o la reflexión, intentando siempre divertir. Pero para llegar a este punto, la compañía ha tenido que solventar muchos impedimentos, sujetos al momento de la historia de España en la que nació Búho Teatro.

Así, el director de la compañía, Juan Luis Clavijo, explica que en el momento de la fundación de la empresa “no había muchas compañías” ya que algunas desaparecieron “durante el franquismo”. Esto provocó que “el mundo del títere casi desapareciera”. Sin embargo, con la llegada de la democracia, “el Ayuntamiento y la Diputación de Sevilla crearon el Instituto del Teatro y trajeron a profesionales y artistas de toda Europa”. Esto dio pie a que se crearan cursos que atrajeran a personas como Juan Luis Clavijo y su equipo. La creación del Festival Internacional de Marionetas fue clave para la creación de Búho Teatro y “para que el mundo de la marioneta haya ido creciendo”, apunta Clavijo.

Junto con artistas plásticos, artesanos y actores, Búho Teatro ha dado vida a las más de 100 marionetas que hoy forman esta exposición. Títeres de diferentes materiales, técnicas y estilos, todo un legado artístico y creativo de gran plasticidad, reflejo del trabajo artesanal realizado con profesionalidad, cuidado y respeto por el arte de la marioneta. Y entre las obras representadas en esta muestra se encuentran obras como La ratita presumida, Yerma, La hormiga y el grillo, Viaje al país de las sombras, Contando jorobas o El Mago de Oz.

Además de los obstáculos históricos, Búho Teatro también tuvo que afrontar en sus inicios la falta de espacio para hacer sus espectáculos, situación que les impidió seguir con el teatro de sombras. “No había locales ni teatros acondicionados, por lo que tuvimos que dirigirnos hacia el teatro de títeres para poder llevarlo a cualquier lugar”, explica el director de la compañía.

La compañía ha participado tanto en giras nacionales como en festivales internacionales de marionetas. Búho Teatro es reconocida como una de las mejores compañías de teatro de títeres del estado español y su trabajo ha sido premiado como mejores espectáculos en Ferias y certámenes. Son la crítica y el público los que han avalado a esta compañía desde el momento de su creación, donde los niños juegan un papel esencial. “Ellos son muy críticos cuando van al teatro y no se tragan cualquier cosa. Y eso es lo importante: tener un público crítico que se ha educado viendo teatro”, concluye Clavijo.

Etiquetas
stats