Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La fotografía hablada: cuestiones de identidad y mercado del arte

.

Manuel J. Albert

0

El foro de la Bienal de Fotografía reúne a destacados especialistas

La tecnología nos ha puesto a todos una cámara en el bolsillo. Una herramienta de infinito potencial que ha inundado de imágenes quietas y en movimiento nuestro mundo. Tanto el analógico de carne y hueso, como en el digital de las redes sociales, los correos electrónicos o los portales de Internet. El proceso no empezó hace tanto, pero su aceleración continua no ha menguado. Y los teóricos del arte, los profesionales, los consumidores, los críticos, acaban de sentarse a pensar en las consecuencias de este fenómeno. No solo en la esencia misma de la identidad de la fotografía, sino en su actual rol en el mercado del arte contemporáneo.

La Bienal de Fotografía comenzó ayer sus foros de debate abordando este cambio de paradigma. Dentro de sus actividades complementarias, la novedad más importante de la edición número XIII es este encuentro de expertos que pretende reflexionar sobre la situación de esta disciplina en el momento actual y en el que participan algunos de los mejores especialistas en la materia del panorama nacional.

El salón de actos de Vimcorsa acoge hasta mañana sábado estos debates dirigidos por Sema D'Acosta, crítico de arte de El Cultural y comisario de exposiciones de fotografía contemporánea, que ha publicado recientemente Stand By12 Guía de Fotografía Andaluza Actual , con la Fundación Valentín de Madariaga de Sevilla. Además, participan, entre otros, Oliva María Rubio, que fue directora artística de PHotoEspaña del 2001 al 2003; Pablo Juliá, director del CAF (Centro Andaluz de la Fotografía); Sergio Rubira, editor adjunto de la revista EXIT ; Esther Regueira, miembro del Comité de la Fundación Internacional Manifesta; Víctor del Río, crítico de arte especializado en fotografía; y Norberto Dotor, director de la Galería Fúcares, de Madrid.

El concepto de este foro de expertos no se ajusta estrictamente al modelo de conferencias especializadas, sino que se acerca mucho más a la idea de una mesa redonda, abierta y participativa, donde una serie de profesionales del sector deliberan sobre distintos aspectos de la fotografía contemporánea. En este sentido, el moderador establece unos temas de debate sobre los que los distintos intervinientes van matizando y el público podrá participar.

Y ayer hubo todo eso. En la primera parte, bajo el epígrafe, Entorno a algunos conceptos de la fotografía hoy, se debatió acerca de los cambios en el hecho mismo de ser fotógrafo. ¿Qué es serlo en un mundo en el que todo el mundo tiene una cámara en el bolsillo? ¿Cómo se debe actuar en un universo en el que la masificación en la producción de imágenes satura las retinas? Algunas voces apuntaron a la necesidad de potenciar la figura del desbrozador, de aquel que es capaz de discriminar la fotografía de calidad dentro del océano de instantáneas.

Una lectura positiva de esta torrente de píxeles lo ofreció ayer Gerardo Márquez, quien destacó el impacto que la generalización de los teléfonos móviles con objetivo han producido en comunidades aisladas de la América amazónica o de África. Poblaciones que han dejado de ser objeto de retratos más o menos de carácter exótico para ser ellas mismas las que describen su realidad y su mundo a través ce la imagen.

Un mercado que no existe

¿Qué ocurre con la producción? ¿Qué salida encuentran los creadores? Las galerías de arte han sido siempre las intermediarias entre los artistas y los coleccionistas. Pero, ¿existen coleccionistas en España? “No”, zanja rotundo Norberto Dotor. “El problema de España es que no hay mercado, no existen coleccionistas, sino compradores. Y la mayoría no tienen criterio”. Si a ello añadimos que la fotografía sigue siendo la hermana pobre dentro de la oferta, ya que la educación artística de la posible clientela sigue sin estar educada en esta disciplina, la salida comercial de las copias es muy complicada.

Y luego, como siempre, la crisis. Y el estallido de la burbuja. Porque al igual que hubo una inmensa pompa de jabón, etérea y vacía, en el sector financiero, inmobiliario o de los medios de comunicación, el arte no escapó de aquel espejismo de dinero. Se construyeron centros de arte en casi todas las capitales, incluso los pueblos rivalizaban por tener su propio lugar de referencia. Lo público centraba las ventas de las galerías, en buena medida, y alimentaban los estómagos de los artistas.

Pero estalló. Como todo. ¿Y qué queda? Un páramo. Literal. Así lo contó Julio Criado, de la galería sevillana Alarcón Criado. A los problemas tradicionales a los que se enfrentaba el mercado fotográfico de falta de formación entre los compradores, se ha sumado la debacle económica. Y si alguno de los pocos que todavía compraban arte eran las administraciones, ellas también han desaparecido. “El año pasado, el Centro Andaluz de de Arte Contemporáneo nos compró seis cosas”, reconoce. ¿Triste? Sí. Pero es lo que hay.

El Foro continúa

El foro continúa hoy y mañana. Esta tarde la mesa redonda, que modera Ángel Luis Pérez Villén tratará de La fotografía como proyecto personal. Participan Ángel Luis Pérez Villén, crítico de arte y comisario independiente; Juan del Junco, artista ganador de la cuarta edición del Premio Internacional de Fotografía Pilar Citoler y Sergio Rubira, editor adjunto revista EXIT. A las 18.00, mesa redonda, moderada Esther Regueira: Perspectivas de la joven fotografía en España hoy. Participan Rafael Doctor, comisario independiente especializado en fotografía, exdirector del MUSAC (León); Esther Regueira, comisaria de exposiciones y miembro del Comité de la Fundación Internacional Manifesta; Oliva María Rubio, comisaria independiente especializada en fotografía y responsable del proyecto Generaciones, además de los premios y becas de Arte Caja Madrid desde el 2000 a la actualidad. También es directora de exposiciones de La Fábrica y se ocupó de la dirección artística de PHotoEspaña de 2001 a 2003

Mañana sábado, a las 16.00,

la conferencia Fotografía en Andalucía hoy Pablo Juliá, a cargo del director del CAF (Centro Andaluz de la Fotografía). A las 17.30, Perspectivas y variaciones en la fotografía andaluza actual. Presentación de la guía Stand By_012. Sema D’Acosta, crítico de arte y comisario independiente. A las 19.00, mesa redonda, moderada por Tete Álvarez. “Fotografía andaluza hoy, con Sema D’Acosta, Tete Álvarez y Pablo Juliá.

Etiquetas
stats