Vuelta al otoño: bajonazo de temperaturas entre la escasa lluvia

Un grupo de turistas se protegen de la lluvia en el Puente Romano | ÁLEX GALLEGOS

Más de 18 grados de mínima y humedad al 80 % han dejado los primeros días del mes con sensación de dar marcha atrás, de vuelta al verano. Los 'suroestes' que la borrasca centrada sobre las Islas Británicas había metido en el sur peninsular, inyectaban aire cálido y húmedo sobre nuestra vertical, dejando sensaciones puramente tropicales en el cogollo otoñal del puente de todos los Santos. Afortunadamente, las últimas horas del domingo venían a cambiar la dinámica con la entrada de vientos del noroeste, mucho más fríos, que dejaron y van a dejar un marcado descenso de las temperaturas que nos llevará de nuevo hasta un otoño que cada vez se antoja más extraño.

Vaguadas atlánticas

El paso de diversas vaguadas por el norte peninsular va a marcar la semana meteorológica en todo el país, con dos consecuencias inmediatas. El regreso de la lluvia a casi toda la península, y el descenso brusco de las temperaturas gracias a la entrada de viento de componente noroeste. Los 'noroestes' no son vientos favorables para dejar lluvias copiosas en el sur peninsular, el desgaste al que la orografía peninsular somete a los sistemas frontales, hace que sólo el cuadrante noroccidental de la península salga beneficiado de precipitaciones intensas.

El resto debemos conformarnos con las migajas y los efectos colaterales de dichas entradas, que suelen reflejarse en el descenso de las temperaturas gracias al barrido y sustitución de aire cálido por frío. Esa será la gran noticia de la semana a falta de que las borrascas hagan mudanza hasta posiciones meridionales, el marcado descenso de las temperaturas, tanto máximas como mínimas, que va a darse en toda la geografía peninsular.

Camino del frío invernal entre la escasa lluvia

La semana en Córdoba va a estar marcada de nuevo por el paso de sistemas frontales que dejarán lluvias débiles durante las jornadas de lunes, martes y jueves. Lluvias del todo escasas que salpicarán la provincia sin esperar poco más de un litro por metro cuadrado de acumulado hasta el próximo fin de semana. La noticia estará en la vuelta a la normalidad térmica con mínimas y máximas que experimentarán un moderado descenso.

Así, con la llegada del aire frío en altura, las temperaturas irán bajando progresivamente a lo largo de la semana, para pasar de los 23 grados de máxima y 14 de mínima que se esperan el lunes, hasta los 19 de máxima y 5 de mínima que podrían 'caer' ya en la jornada del viernes. Un descenso hasta la frontera de lo que en Córdoba se aproxima al frío invernal, y que terminará por dar un vuelco en el armario para desenterrar definitivamente los abrigos.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats