Vimcorsa cesa al personal del Museo Espaliú y deja su futuro en el aire

.

La continuidad del Museo Pepe Espaliú y de los empleados que lo han estado gestionando hasta la fecha está en el aire después de un caldeado consejo de administración en la empresa pública Vimcorsa, de la que depende este espacio cultural, y que ha tenido consecuencias inmediatas en el organigrama de trabajadores. Así, tras permanecer cerrado durante todo el pasado puente de mayo, el centro va abrir este jueves en su horario habitual aunque "con una fórmula transitoria", según ha desvelado a este periódico el gerente de Vimcorsa, Rafael Ibáñez.

Ibáñez ha reconocido que el pasado viernes se comunicó a las dos trabajadoras externas y al coordinador de este museo que cesaba su relación laboral con el centro y que éste iba a permanecer cerrado mientras se resolvía una fórmula jurídica para su continuidad inmediata y a largo plazo. La viabilidad de la fórmula es muy relevante, puesto que en noviembre se conmemora el 25 aniversario del fallecimiento de Espaliú (1955-1993), un artista cuyo legado ha sido objeto de importantes reivindicaciones a nivel nacional e internacional en los últimos años.

Precisamente, el trabajo para dar a conocer su obra y vida en el museo que lleva su nombre se vio interrumpido el pasado viernes tras la última reunión del Consejo de Administración de Vimcorsa. Allí se decide la interrupción de la relación laboral tanto de las dos trabajadoras del centro de arte, que llevan varios años facturando de forma externa y dadas de alta de autónomas, como de otras tres empleadas que estaban en una situación parecida realizando labores de seguimiento de los alquileres sociales.

Ibáñez ha especificado que la relación contractual con estas cinco personas supone "una anomalía", dado que existe una relación laboral que, sin embargo y especialmente en el caso de las empleadas del Museo Espaliú, no se puede regularizar dado que sus funciones son de carácter cultural y no se ajustan a la filosofía de la empresa, que, además, debe hacer sus contrataciones por concurso de méritos u oposiciones.

Por tanto, la decisión del consejo de administración ha sido la de interrumpir la relación "contractual" con todo el personal externo, incluidos a quienes gestionan el Centro Pepe Espaliú. "Si hay una relación laboral, que la declare un juzgado y que se actúe en consecuencia. Ése fue el acuerdo que tomó el Consejo de Administración", sostiene Ibáñez.

Un proceso de licitación que incluya divulgación y visitas guiadas

El gerente reconoce que se trata de una cuestión "delicada", pues afecta a una empresa pública, aunque insiste en que el futuro del Museo Pepe Espaliú está asegurado tanto a corto plazo como a largo plazo. No obstante, las dudas que abre este proceso sobre la continuidad y la calidad del servicio en el centro son importantes.

Según ha remarcado, el museo va a abrir de manera inmediata sus puertas a través de la empresa de seguridad que trabaja en la Sala Vimcorsa. De forma paralela se está preparando "una licitación cualitativa" que comprenda "otras funciones más allá de la simple apertura y cierre", como son "una labor de divulgación del centro y organización de visitas guiadas". "Es un proceso que quiere ser rápido al que pueden optar empresas y particulares y que se va a hacer de manera transitoria durante unos meses, mientras se prepara una segunda fase que busca un proyecto de más largo recorrido", apostilla el gerente.

Sin embargo, reconoce que las extrabajadoras, que pueden concurrir a la licitación, también pueden acudir a la vía judicial y que un juzgado podría reconocer su relación laboral con la sala y "hubiera que contratarlas". En este ámbito, Ibáñez se aventura a valorar las consecuencias que podría tener la vía judicial sobre este proceso de licitación.

"Cuando saquemos la licitación pondremos que una de las causas de extinción del contrato es que pueda haber un pronunciamiento judicial sobre esta situación. Si un juzgado nos dice que la situación de estas chicas es laboral tendrían que entrar en Vimcorsa, éso sería causa de extinción de la licitación y así lo pondremos expresamente", ha manifestado el gerente de la empresa pública.

Respecto a la dirección y coordinación del centro, que está en manos del comisario y crítico de arte independiente Óscar Fernández, ha asegurado que ésta no va a verse afectado, puesto que Fernández trabaja en proyectos tanto para el centro Espaliú como para la propia Sala de Exposiciones Vimcorsa, donde precisamente este jueves inauguran una muestra dedicada al pintor y diseñador Tomás Egea.

Fernández atiende a este periódico precisamente mientras ultima los detalles de esta muestra. El comisario dirige a la gerencia de Vimcorsa para que explique el nuevo cambio administrativo, si bien aclara que "en principio no debería afectar" ni en el aspecto artístico ni en los contenidos del museo.

Etiquetas
stats