Turno de Oficio: la función social de los letrados

Acto de reivindicación del Turno de Oficio en el Colegio de Abogados
El Colegio de Abogados reivindica el papel de los togados en garantizar la Justicia Gratuita a todo el que lo necesite

El 12 de julio es una fecha marcada en rojo en el calendario de los letrados. No porque, como este año, caiga en domingo, sino porque se celebra una jornada reivindicativa: el Día de la Justicia Gratuita. Anualmente, el Ilustre Colegio de Abogados (ICA) de Córdoba aprovecha la jornada para destacar la labor social que cientos de abogados desempeñan en los juzgados asistiendo a aquellos que no pueden costear sus servicios. En la provincia son más de 670 los letrados que desempeñan esta labor. Además, 595 prestan el Servicio de Asistencia Letrada o Guardias y 267 el específico para Asistencia a Víctimas de Violencia de Género.

El Servicio de Asistencia Letrada está prestado en Córdoba por once abogados diarios que garantizan durante los 365 días del año la atención, prácticamente de forma inmediata, a víctimas de violencia de género, detenidos, menores y extranjeros en los once partidos judiciales de la provincia. “El actual modelo de Justicia Gratuita funciona con eficiencia y eficacia, contribuyendo a mantener la paz social en España”, señaló el viernes el decano del Colegio de Abogados, José Luis Garrido. Por ello, añade, “los abogados reivindicamos que cualquier reforma de la asistencia jurídica gratuita prevista se lleve a cabo previo diálogo y consenso, con la finalidad de consolidar este modelo y dignificar la función que realizan los abogados que la prestan”.

“Tienen acceso a la Justicia Gratuita todos aquellas personas que cumplen los requisitos mínimos de ingresos, patrimonio y número de miembros de la unidad familiar”, señala Javier Pérez, abogado del Servicio de Orientación Jurídica del ICA Córdoba. “Aquel que sea soltero, por ejemplo, tiene un baremo más bajo. Así, tenemos que una persona soltera y sin hijos con ingresos superiores a 1.065 euros brutos ya queda fuera del servicio”, añade.

Desde que se creó la Ley de de Justicia Gratuita en 1996, los Colegios de Abogados de toda España tuvieron que organizar servicios de orientación jurídica para el Turno de Oficio y canalizar todas las solicitudes. Un día cualquiera en la Audiencia de Córdoba suele ser sinónimo de intenso trabajo en el pequeño despacho destinado a este fin en la planta baja del Palacio de Justicia. En el pasillo, empieza a llegar gente desde primera hora de la mañana. Coge número de un dispensador -como los que dan la vez en los mercados- y esperan turno para contar sus problemas.

“El papel que juegan los abogados del Turno de Oficio es garantizar el acceso a la Justicia Gratuita de todas las personas y colectivos sociales”, señala María del Carmen Bohollo, diputada Responsable del Turno de Oficio del ICA Córdoba. “La Justicia Gratuita no es solo para las personas que supuestamente han cometido algún delito y ya se encuentran detenidas o en prisión, sino para cualquier tipo de causas, ya sean Civiles, Penales, Mercantiles, de Violencia de Género, Menores, Extranjería o de Familia”, destaca la diputada. “El Colegio de Abogados mantiene una lista de letrados con la formación necesaria para garantizar que el servicio del Turno de Oficio se realice de forma eficaz”, termina Bohollo.

Las guardias en el Turno de Oficio no son fáciles para los abogados. “Son guardias de 24 horas que comienzan a las doce de la noche. Te pueden llamar en cualquier momento del día o de la noche, también e madrugada y te tienes que ir a Comisaría de la Policía Nacional o Local o a un cuartel de la Guardia Civil”, explica el abogado del Turno de Oficio José Rodríguez. “Los principales problemas que nos encontramos los abogados son los tiempos de espera que tenemos que invertir porque nos suelen citar antes que a los jueces y los fiscales y perdemos muchas horas; por otro lado, al estar de guardia en distintos partidos judiciales, hay veces que coinciden los señalamientos y tenemos que desplazarnos de un sitio a otro”, lamenta.

Para lidiar con todos estos problemas -incluyendo el del retraso de los pagos por parte de la Junta de Andalucía- hace falta un enorme componente de vocación. Como el que tiene Gema Carrión, joven letrada del Turno de Oficio quien, ya desde antes de convertirse en abogada, le atraía el componente social del servicio. “Llevo un año y medio en esto sobre todo por la función social que tiene porque de esto, desde luego, no se puede vivir ya que la cuantía por los procedimientos no es elevada y se cobra con retraso”.

Etiquetas
stats