Comienza este martes el juicio por la pieza de Invercaria de la diseñadora cordobesa Juana Martín

Imagen de archivo de Juana Martín a la entrada de la antigua Audiencia.

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla tiene previsto comenzar el martes de esta nueva semana el juicio destinado a resolver la pieza separada de las irregularidades investigadas en la empresa de capital riesgo Invercaria, perteneciente a la Junta de Andalucía, correspondiente a las subvenciones autonómicas concedidas a la diseñadora cordobesa de moda flamenca Juana Martín.

En el auto de transformación de las diligencias en procedimiento abreviado emitido sobre esta pieza en marzo de 2017 por el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, recogido por Europa Press, el juez Juan Gutiérrez Casillas adoptaba tal decisión respecto a la citada diseñadora cordobesa de moda flamenca por presunto un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito continuado de malversación; así como respecto al expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, al exdirector de promoción de Invercaria Cristóbal Cantos, denunciante del caso; y a Antonio Nieto, exdirector financiero de la entidad, por las ayudas concedidas a la diseñadora entre 2006 y 2011.

En dicho auto, el juez relata que fue el 16 de enero de 2006 cuando se formalizó una póliza de préstamo participativo por la que Invercaria concedió a la sociedad mercantil Juana Martín Diseño la cantidad de 120.000 euros "destinados exclusivamente para la financiación de las actuaciones" de dicha empresa, encargando después Invercaria un estudio "sobre cómo materializar la operación de constitución de la sociedad y cómo se articularía la actividad empresarial" de la diseñadora, que hasta entonces operaba como autónoma.

Según indica el juez, en dicha póliza intervinieron Pérez-Sauquillo, como presidente de Invercaria, y Juana Martín, como administradora única de Juana Martín Diseño, de forma que la operación se materializó mediante cheque nominativo por importe de 120.000 euros.

Sin "ratificación" en el consejo rector de la agencia IDEA

En la sesión del 29 de junio de 2006 del Consejo de Administración de Invercaria, del cual formaba parte como presidente Pérez-Sauquillo, "se adoptó el acuerdo de aprobar la operación propuesta de inversión en 'Juana Martín' de toma de participación en el capital de la sociedad a constituir" por un importe máximo de 900.000 euros, acuerdo que "no fue sometido a ratificación" del Consejo Rector del socio único de la sociedad, como es la agencia IDEA, según el auto.

La propuesta de inversión aprobada recogía el otorgamiento de una licencia en exclusiva sobre la marca de Juana Martín Manzano, así como la capitalización del préstamo participativo por importe de 120.000 euros concertado con Juana Martín Andalucía mediante la formalización de un aumento de capital por compensación de créditos.

El 26 de julio de 2006, según el juez instructor, Pérez-Sauquillo formalizó un contrato de préstamo ordinario de 50.000 euros con Juana Martín en concepto de anticipo de los fondos que Invercaria tenía previsto invertir para el desarrollo del proyecto Juana Martín Andalucía, "si bien se recoge como destino del préstamo las actividades constitutivas del negocio habitual de la prestataria, configurándose su incumplimiento como causa de vencimiento anticipado".

Acuerdo de socios

El 7 de noviembre de 2006, según el juez, Pérez-Sauquillo y Juana Martín suscribieron un acuerdo de socios relativo a la participación conjunta en el negocio de diseño de colecciones de pret-a-porter a desarrollar por la diseñadora cordobesa a través de su sociedad de nueva constitución denominada Juana Martín Andalucía.

Ese mismo día, según el auto, el expresidente de Invercaria, Juana Martín y Cristóbal Cantos comparecieron en una notaría de Córdoba al objeto de constituir, los dos primeros, la sociedad Juana Martín Andalucía, si bien "no obstante lo recogido en el pacto de socios", la diseñadora cordobesa "suscribe y desembolsa 4.400 participaciones sociales, de 100 euros de valor cada una de ellas, mediante la aportación no dineraria a título de propiedad o dominio de la marca Juana Martín Diseño, en vigor, libre de cargas y al día en el pago de tasas".

Según el juez, "se recoge que ésta se compromete a solicitar" de la Oficina Española de Patentes y Marcas el cambio de titularidad de la media mediante la presentación de esta escritura "a la mayor brevedad posible", no obstante lo cual "sigue figurando Juana Martín Manzano como solicitante-titular de la marca Juana Martín Andalucía, sin que conste que Invercaria, a través de sus órganos, haya realizado gestión o acción alguna en reclamación de cumplimiento de lo que ha sido la única aportación a la sociedad por parte" de la diseñadora cordobesa.

Además, "no queda acreditado el valor de la aportación de la marca en 440.000 euros, siendo 390.000 el asignado en el pacto de socios que se ha incrementado en 50.000 euros", asevera el juez, que agrega que, el 10 de julio de 2007, Juana Martín y Pérez-Sauquillo acordaron que la primera "cede y transmite en pago de la deuda contraída por el préstamo de 50.000 euros de fecha 26 de julio de 2006 con Invercaria 500 participaciones de 100 euros de valor nominal de la sociedad Juana Martín Andalucía, cantidad que coincide con el incremento asignado a la marca en el momento" de la constitución de la sociedad.

Reclamaciones de Invercaria

Tras ello, considera el juez instructor, Invercaria suscribió y desembolsó 1.200 participaciones de 100 euros de valor nominal cada una mediante la aportación no dineraria de un derecho de crédito por un valor de 120.000 euros que ostenta frente a la mercantil Juana Martín Diseño, punto en el que el instructor resalta que el crédito a favor de Juana Martín Andalucía tenía prevista su amortización al inicio del 16 de enero de 2016 con cancelaciones semestrales de 12.000 euros.

"No obstante lo anterior, al no contar con cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil desde el ejercicio 2009, se desconoce si dicho préstamo está siendo atendido por Juana Martín Diseño", asevera el juez.

De su lado, la sociedad Juana Martín Diseño, desde su constitución, "ha seguido operando en el tráfico mercantil usando la marca que se aportaba" a Juana Martín Andalucía, "sin que conste contrato de licencia de uso", afirma el juez, que manifiesta que, "con conocimiento de todo lo expuesto", se concertaron dos préstamos de 200.000 y 150.000 euros entre Invercaria y la diseñadora cordobesa.

El 17 de febrero de 2011, finalmente, Invercaria remitió una carta a Juana Martín Andalucía reclamando la liquidación de capital relativa al vencimiento, el 14 de diciembre de 2010, del préstamo por importe de 200.000 euros concedido en 2006, una reclamación a la que siguieron otras dos, "sin que Juana Martín Andalucía abonara cantidad alguna".

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2021 - 12:21 h