El tráfico cambia en el centro antes que las señales

Un policía local, en la calle Alfonso XIII junto al IES Maimónides| MADERO CUBERO

A cualquier hora de la mañana de este jueves era fácil ver en cualquier calle del entorno de Gutiérrez de los Ríos, la plaza de la Almagra y Pedro López a vecinos en corro. Trataban de averiguar la manera de entrar o salir de sus casas con el nuevo plan de tráfico, activado de manera progresiva a lo largo de la mañana. Incluso ha entrado en vigor antes de que se sustituyeran algunas señales. Era el caso de la esquina de Gutiérrez de los Ríos con Fernán Pérez de Oliva. Un vehículo circulaba en su todoterreno en dirección a San Andrés (como ya es obligatorio) y pasaba ante una señal de dirección prohibido a la que hacía caso omiso.

Entre el vecindario había muchas quejas. La primera, que no se haya informado a los vecinos más allá de los medios de comunicación. “Ni una triste carta, ni un cartel informativo”, lamentaba una mujer, cliente de la farmacia de la plaza de la Almagra. La segunda, que no sabían a qué cambiaba el tráfico. “A las 9:00 ha venido la Policía Local pero los coches siguen pasando en la dirección de siempre”, explicaba la vecina. Poco a poco, sobre todo a partir de las 11:00, los policías locales empezaron a ordenar el cambio del tráfico.

En María Cristina, más de lo mismo. La señal que advierte de la cámara que solo deja pasar a taxis y vecinos estuvo tapada la mayor parte de la mañana. Mientras, se colaban vehículos no autorizados y la Policía Local le indicaba que tenían que dar media vuelta. En algunos casos, los agentes no tenían respuesta sobre a qué hora entraba en vigor la nueva ordenación del tráfico y se encogían de hombros cuando los vecinos, indignados, le preguntaban.

No obstante, apenas hubo problemas de tráfico. Sí que se notó un mayor paso de vehículos por calles hasta ahora más tranquilas como Pedro López (obligado para todos los que quieran entrar a Gutiérrez de los Ríos o Fernán Pérez de Oliva). También por Alfonso XIII, a donde tienen que subir los coches que quieren entrar al entorno de la Corredera. Y algo bueno: muchos conductores destacaban que ahora es más rápido subir hasta San Andrés para salir al Norte por Hermanos López Diéguez, Santa Marina y el Colodro.

El plan, tras la peatonalización de Capitulares, es una primera fase. En una segunda está previsto que la calle María Cristina vuelva a ser completamente peatonal.

Etiquetas
stats