Tormentas, calor y polvo sahariano para honrar a abril

Paraguas abiertos en el Patio de los Naranjos | ÁLEX GALLEGOS

La semana que ya va terminando ha visto batir y rebatir la temperatura máxima en lo que va de año hasta en dos ocasiones seguidas. El registro que marca la frontera del calor anual ha quedado en los 28.5 ºC que durante la tarde del miércoles se registrase en la estación meteorológica del Aeropuerto de Córdoba. Una semana de agradable transitar donde la primavera urbana parece haber explotado. El sol y las agradables temperaturas han hecho saltar por los aires los candados que tenían contenido al espectáculo de olores y colores que es abril en esta ciudad. Un mes de abril al que no obstante, aún le falta un ingrediente para ser considerado como tal, el de las tormentas.

Una DANA que marcará el tiempo

Desde la tarde del jueves, el descuelgue de una vaguada fría en el entorno del archipiélago de Azores y su posterior aislamiento en el entorno del Cabo de San Vicente, acabará formando durante los primeros días de la próxima semana lo que en meteorología se conoce como Depresión Aislada en Niveles Altos, más conocida por el acrónimo DANA, y que erróneamente se ha acostumbrado a llamar como gota fría en el levante peninsular. Dichos aislamientos fríos suelen llevar aparejados episodios convectivos, es decir, tormentas, que según la proporción de ingredientes pueden hacer que estas sean más o menos severas.

La época y posición de la baja lleva a predecir que el tiempo desde la jornada del sábado esté protagonizada por dos factores. El primero, las agradables temperaturas, que irán siendo cada vez más elevadas conforme avancen los días, y el segundo y más importante, la formación de nubosidad de evolución desde las últimas horas de la mañana, que dibujará tardes marcadas por las tormentas en buena parte del suroeste peninsular.

Calor, polvo y tormentas vespertinas

La situación de la baja sobre aguas de San Vicente va a provocar una advección de aire cálida en capas medias como consecuencia de los vientos de componente sur, lo que mantendrá las máximas, si las nubes lo permiten, en el entorno de la barrera de los 30 ºC. Dicha “surada” además va a venir acompañada de polvo en suspensión, lo que hará que las probables lluvias que empiecen a afectarnos ya desde el sábado, sean en forma de barro.

Si bien se esperan ya lluvias desde el sábado, debidas a la influencia de un frente estacionario asociado a la borrasca inicial, estas no serán de especial importancia para nuestra provincia, siendo por lo general de carácter débil y aislado durante la mañana. Lo que sí empezaremos a notar será el crecimiento de importantes nubes de evolución diurna, que protagonizarán el devenir de los días posteriores.

Será desde el domingo, y especialmente a partir del lunes, cuando el acercamiento de la DANA hasta territorio peninsular, empiece a dibujar cielos salpicados de células convectivas, que según los modelos podrían adquirir cierta severidad entre las tardes del martes y el miércoles. Una semana marcada por tanto por las tormentas, que podrían ser especialmente fuertes en sistemas serranos, y que irán acompañadas de granizo y aparato eléctrico.

Cielos propios de abril, de tardes marcadas por el tronar de la tormenta, de torrencialidad en las lluvias y nubes dignas de admirar. Naturaleza en estado puro.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats