Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Reclaman conocer las medidas tras las diligencias de la Fiscalía por la apertura de una pista en un paraje de Sierra Morena

Un buitre en el entorno de la pista forestal en Hornachuelos.

Carmen Reina

0

Ecologistas en Acción ha solicitado mediante un escrito a la Fiscalía Provincial de Córdoba conocer toda la información sobre los resultados de las diligencias preprocesales ordenadas por la apertura de una pista forestal en un paraje protegido de Sierra Morena.

Fue en el pasado mes de julio cuando la organización ambientalista denunció ante la Fiscalía los hechos y esta notificó la apertura de una investigación y las consiguientes diligencias, por parte de la sección de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio.

Ecologistas en Acción denunció la apertura de una pista forestal presuntamente ilegal en una finca privada -Los Corrales-, ubicada en una paraje de especial protección en plena Sierra Morena, en el término municipal de Hornachuelos. La pista forestal denunciada, de unos cuatro metros de ancho y un kilómetro de longitud, se encuentra en la Zona de Especial Conservación Guadiato-Bembézar, junto al río Guadalvacarejo, afectando a la vegetación natural, a la fauna silvestre protegida y al paisaje del lugar. Buitres leonados y búhos reales, entre otros, nidifican en zonas rocosas del entorno.

La denuncia presentada en la Fiscalía este 3 de julio detallaba que, según información en poder de Ecologistas en Acción, el propietario de la finca, incluida en el Parque Natural Sierra de Hornachuelos y en la Zona de Especial Conservación (ZEC) Guadiato-Bembézar, “habría promovido, presuntamente de forma ilegal, la apertura y construcción de una pista forestal en los terrenos forestales de sus propiedad. La construcción de la pista forestal ilegal se ha habilitado en la vertiente de río Guadalvacarejo, divisoria que sirve de referencia física como límite por esta zona del Parque Natural Sierra de Hornachuelos”.

Asimismo, se hace constar que “según información a la que ha tenido acceso Ecologistas en Acción, el objetivo de esta brutal agresión al medio natural, podría responder a un interés de captar agua para uso privado en el Dominio Público Hidráulico del río Guadalvacarejo, para dotar de agua de riego para el cultivo de cítricos existente dentro de la finca en cuestión”.

Actuación iniciada en junio

La actuación se inició en el pasado mes de junio y consiste en una pista forestal con una anchura de 4 metros de media, por casi un kilómetro de longitud, sobre un terreno abrupto y rocoso. “La apertura de la pista forestal ilegal fue observada por un particular, dando aviso de lo que estaba ocurriendo, de forma inmediata, a vecinos de la zona y a los agentes de la autoridad”.

Siempre según la denuncia, agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se personaron en las inmediaciones. Sobre el terreno y después de la inspección del área afectada, habrían determinado “un requerimiento directo y explícito de paralización al propietario por el presunto carácter ilegal de la obra (...) presuponemos, por la ausencia de autorización por parte de la administración pública competente y por el gravísimo e irreversible impacto ambiental que estaban ocasionando en una de las vertientes, la del río Guadalvacarejo, mejor conservadas del conjunto de Sierra Morena, y protegida por normativa europea (Directiva 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flor silvestre)”.

Pasado unos días, miembros de Ecologistas en Acción comprobaron sobre el terreno que “la actuación había seguido su ritmo, hasta el punto, que han conseguido lo que supuestamente perseguía la propiedad, posibilitar el acceso rodado hasta la orilla del río Guadalvacarejo”.

Daños al paisaje, la vegetación y la fauna

En la pista abierta -explican-, “el trazado de la pista forestal no ha podido ser más agresivo. Sobre un terreno abrupto, de gran pendiente y con presencia de formaciones rocosas utilizadas por varias especies de aves protegidas para nidificar, como el buitre leonado, el búho real y el cernícalo vulgar, entre otras especies de aves silvestres. En cuanto al paisaje, el daño es brutal e irreversible”, definen sobre la intervención, acompañando de imágenes su denuncia.

Por todo lo relatado anteriormente, Ecologistas en Acción, hizo efectiva su denuncia ante la Fiscalía Provincial de Córdoba. “Cabe recordar que estamos ante un supuesto de obstrucción a las labores inspectoras de los Agentes de la Autoridad, al impedir el acceso a la finca, y, ante un inadmisible caso de desobediencia, por el incumplimiento de un requerimiento legal de paralización de una obra ilegal en un espacio estrictamente protegido la nomativa europea”. De igual modo presentó la correspondiente denuncia en la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul en Córdoba.

Etiquetas
stats