'Patio', el cine inclusivo rodado en Córdoba llega al público

Un fotograma de 'Patio', película inclusiva rodada en Córdoba

“Lo que se pretendía, hacer una película con accesibilidad universal, se ha conseguido y se ha superado”. Son las palabras de satisfacción de Talía Blanco, que ha estado tras la cámara en el rodaje de la película 'Patio', un film rodado en Córdoba con actores y actrices con y sin diversidad funcional, que han protagonizado un film también adaptado para todo tipo de público que se estrena este jueves 22 de septiembre.

Tras un rodaje que comenzó el 9 de julio y con una hora y seis minutos de duración, 'Patio' quiere mostrar en la pantalla que las capacidades artísticas y de actuación de todo el elenco son perfectamente complementarias en el cine: de todos, para todos.

La idea de 'Patio' nació de las promotoras de la Escuela de Teatro Inclusivo de Córdoba, que en el curso pasado han formado en artes escénicas a personas sordociegas, sordas, con síndrome de Down, parálisis cerebral leve y otras funcionalidades diversas. Desde octubre hasta junio aprendieron interpretación, haciendo de la accesibilidad universal su bandera, tanto en el aprendizaje, como en la obra que a final de curso representaron en el Teatro Góngora de la capital cordobesa, también accesible para todo tipo de público.

Y parte de aquellos alumnos, se embarcaron en verano en el rodaje de este largometraje -con la producción de SigMedia-, que se ha convertido en un espacio también para la inclusión, donde han trabajado personas con y sin diversidad funcional. Haciendo un guiño a los populares recintos cordobeses Patrimonio de la Humanidad, 'Patio' ha sido el título escogido para este largometraje y es también el nombre de la protagonista, que encarna María Salud, con discapacidad intelectual.

Junto a ella, actúan compañeros como Juan Luis -con sordera-, Sergio -con sordoceguera-, Marta -con parálisis cerebral leve-, Manu -con discapacidad intelectual leve- y un elenco que completan con papeles mayores o menores Nadia, Esther, David o Antonio, entre otros. Y, a su lado, actores y actrices sin discapacidad, como Pura Mayorgas, que también cuenta con un papel.

Accesibilidad universal en el rodaje y para el público

Cheli Guijarro, responsable de inclusión y accesibilidad ha trabajado durante todo el rodaje como apoyo para buscar los recursos necesarios para cada actriz y actor. Y de la mano de Carmen Ibáñez se ha realizado la audiodescripción de la película para el público que la necesite. “La accesibilidad universal la llevamos a cabo durante el rodaje y también para el público”, dice para explicar que en el estreno de este 22 de septiembre a las 19:30 en el centro cívico de la Fuensanta, ya está todo organizado para que tomen asiento personas ciegas, personas sordas y personas con movilidad reducida, junto al resto del público, para el estreno de la película.

La inclusión también es la protagonista en la temática de la película. Una mujer de mediana edad se queda viuda y se hace cargo de la hija del que era su pareja, Patio, con discapacidad intelectual. Ella es la protagonista en una historia donde se relata la convivencia en el típico patio de su casa en el que viven, las relaciones con los vecinos y cómo es su realidad.

“Desde el primer día de rodaje, todo el mundo se ha volcado con el proyecto”, señala Talía Blanco. “Todos han sido profesionales, trabajando con ilusión, con entusiasmo... y eso se respiraba desde el primer día. Hasta los extras han estado muy involucrados y querían quedarse más tiempo”, afirma con satisfacción.

Proyección en centros cívicos

A la participación de actores y actrices se han sumado un grupo de profesionales para colaborar en esta película. La banda sonora ha corrido a cargo del grupo Tresillo, conformado por tres cordobesas que han puesto la música a este largometraje. En la dirección de arte y vestuario ha estado Leticia Pérez, mientras que Nadia Rodríguez ha sido ayudante de cámara y se ha contado como ayudantes de producción con Claudia Marcotullio e Ignacio Mínguez. La peluquería y maquillaje ha sido cosa de Fabián Ortega.

Tras el estreno de este jueves, está previsto que la cinta llegue a los salones de actos de otros cuatro centros cívicos de Córdoba -Centro, Sur, Norte y Alcolea-, entre los meses de septiembre y octubre. Con ello, se cumplirá el último objetivo: que el cine hecho por todo tipo de personas llegue a todo el público, mostrando su trabajo y concienciando sobre la riqueza de todas las capacidades.

Y, ese objetivo proseguirá en el curso que arranca ahora en la Escuela de Teatro Inclusivo y Accesible, donde una nueva hornada de futuros actores y actrices con funcionalidades diversas se formará, donde los que ya trabajaron el año pasado seguirán su aprendizaje, y donde el tetaro y el audiovisual se sumarán para complementar la formación y la concienciación sobre las capacidades de todas las personas en un escenario y delante de la cámara.

Etiquetas
stats