El alcalde de Jaén arremete contra el Gobierno por la decisión de la elección de Córdoba para el centro logístico militar.

En 1974, el psiquiatra Carlos Castilla del Pino, afincado en Córdoba, escribía un artículo que titulaba Andalucía no existe, en el que concluía lo mismo que hizo el hispanista Gerald Brenan décadas antes: que no hay un concepto de región sino más bien de ciudades estado que, desde hace milenios, compiten entre sí. Durante la I República, durante el cantonalismo, las provincias de Jaén y Granada llegaron a declararse la guerra, por ejemplo. La última guerra interprovincial ha estallado entre Córdoba y Jaén después de que el Ministerio de Defensa decidiera ubicar en la primera la base logística del Ejército de Tierra, un proyecto de más de 300 millones de euros de inversión y que generará unos 2.000 empleos. Jaén presentó primero su candidatura. Córdoba llegó al final, apenas unas semanas antes de la decisión final. Y ganó. La tensión entre provincias se ha disparado también entre compañeros de partido. Socialistas de Córdoba y Jaén andan a la gresca, pública y privadamente, desde el jueves pasado.

La Junta defiende que apoyó a Jaén y Córdoba para la base logística del Ejército "con la misma intensidad"

La Junta defiende que apoyó a Jaén y Córdoba para la base logística del Ejército "con la misma intensidad"

La clave de una guerra que parecía provincial y que se ha convertido en una batalla interna del PSOE que pasa por que la decisión la ha tomado un Gobierno, también socialista, donde su vicepresidenta, Carmen Calvo, es diputada por Córdoba. El alcalde de Jaén, Julián Millán, ha firmado una durísima carta dirigida, precisamente, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que hablaba de "afrenta", "agravio" o "humillación" a su ciudad y le acusaba de haber tomado una decisión política para complacer a Carmen Calvo.

La tormenta estalló minutos después de conocerse la decisión de Defensa, sobre las 15:00 del jueves. En Jaén se enteraron por la prensa. En concreto, por una nota del propio Ministerio de Defensa. Y pronto la incredulidad pasó a la indignación a poco que leyeran tuits o escucharan la radio. El diputado del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado, agradecía el papel clave de la vicepresidenta cordobesa. "Carmen Calvo se lo ha pedido personalmente a Pedro Sánchez y se lo ha concedido. Ha sido la gran valedora de nuestra candidatura", escribía en un post que borró posteriormente, cuando en Jaén cundía la indignación.

La propia vicepresidenta del Gobierno declaraba a Radio Córdoba Cadena SER que este proyecto "era algo en lo que yo creía y quería para mi tierra. Se lo tengo que agradecer mucho al presidente del Gobierno (Pedro Sánchez), que ha sido sensible a una ciudad y a un territorio como el nuestro que necesita trabajo, trabajo digno, posibilidades, esperanza".

Una decisión "difícil de comprender"

El jueves por la tarde el alcalde de Jaén envió la carta a Pedro Sánchez, el viernes llegaron las declaraciones de todos los partidos políticos y el sábado directamente estallaron las redes. Un movimiento pedía declarar a Carmen Calvo persona non grata en Jaén e incluso se atacaba al diputado por la provincia Felipe Sicilia, el nombre que más suena para disputar unas primarias a Susana Díaz. Jaén es una de las provincias clave para el socialismo andaluz, cuna de históricos dirigentes como Gaspar Zarrías y donde su militancia ha atesorado una histórica fuerza que ha hecho equilibrar o desequilibrar congresos regionales.

La coordinadora del Grupo Parlamentario socialista, Ángeles Férriz, de Jaén, insistía en declaraciones a eldiario.es/andalucía en que la base logística del Ejército ha sido un proyecto que el propio Ministerio “había alentado y valorado positivamente” y que sin embargo ha resultado desestimado "en una decisión difícil de comprender y que tendrá que ser debidamente justificada”. "Esto no va de una pelea entre territorios; esto va simplemente de reclamar igualdad, justicia y dignidad para Jaén. Exigiremos explicaciones y a continuación tomaremos las medidas que consideremos oportunas en la defensa de esos principios”, ha sentenciado.

La indignación de Jaén, de todos los partidos, de todas las instituciones, pero especialmente cruda en el PSOE, se ha transformado en una manifestación que se ha convocado para este domingo con el lema "basta de ninguneo a nuestra tierra", y que se prevé masiva.

La contrareacción cordobesa

La temperatura en la familia socialista subió tantos grados que ha habido reacción en Córdoba. Durante el fin de semana, comenzó a circular por los grupos de Whatsapp y Telegram del PSOE cordobés un manifiesto de "apoyo a Carmen Calvo". "Debemos ser contundentes a la hora de rechazar que se acuse a Carmen Calvo de haber actuado como "en otros tiempos", precisamente una mujer que se ha significado en la lucha por la memoria histórica y por desterrar los últimos vestigios de la dictadura", detalla el manifiesto, al que ha tenido acceso este periódico, firmado por diputados, senadores, parlamentarios, alcaldes y concejales del PSOE en Córdoba.

Hasta la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafi Valenzuela, ha mostrado su apoyo al documento, poco después de escribir en sus redes sociales que "lanzar acusaciones y cuestionar que alguien se alegre de un logro legítimo de su ciudad, es tanto como querer robarle su esencia , su identidad (...). En Córdoba estamos de enhorabuena y si por ello la vicepresidenta Carmen Calvo muestra su satisfacción solo cabe agradecérselo. La reacción de Jaén no es comprensible entre dos ciudades hermanas", concluía. 

“Queremos dejar claro que esto no va contra ningún territorio, ni se trata de una confrontación entre provincias. Lo único que estamos reclamando es información y transparencia", han afirmado en declaraciones a este medio desde el PSOE de Jaén. "Lo único que estamos pidiendo es saber por qué se ha descartado la candidatura de Jaén tras haber completado más de un año de intenso trabajo, de coordinación institucional y de aliento y valoración positiva por parte del Ministerio, una candidatura que llegaba además con el apoyo del Parlamento de Andalucía, con la aprobación por unanimidad de una declaración en la que todos los grupos políticos andaluces, representantes de todas las provincias, se posicionaron a favor de esta candidatura. Que haya transparencia, como estamos reclamando, es bueno para todos”, concluyen los socialistas de Jaén.

"Córdoba lleva mucho tiempo trabajando en el ámbito de la logística y su elección como sede de la Base Logística de Ejercito no es fruto del azar ni de la discrecionalidad, sino de sus infraestructuras, situación y potencia", defienden por su parte desde el PSOE cordobés en su recogida de firmas, que se ha hecho al margen de la dirección provincial. No obstante, esta dirección ha apoyado expresamente el trabajo de Antonio Hurtado y de la propia Carmen Calvo, y su secretario provincial, Antonio Ruiz, es presidente de la Diputación y ha defendido en Madrid la propuesta de la ciudad.

Lucha de familias socialistas en el peor momento

La guerra entre las dos familias socialistas, las de Córdoba y Jaén, llega además en un momento especialmente complicado para el PSOE andaluz. Por un lado, la secretaria regional Susana Díaz mantiene su intención de presentarse a las primarias para seguir dirigiendo el partido y para ser la candidata a unas futuras elecciones a la Presidencia de la Junta. Por otro, los críticos, con el jiennense Felipe Sicilia, entre otros, buscan apoyos precisamente para plantear una alternativa con opciones.

Esta lucha fratricida se sigue con estupefacción desde San Vicente. Cada provincia socialista tiene a sus susanistas, a sus sanchistas y hasta una tercera vía. Pero esta disputa ha unido a las distintas facciones en un extraño enrocamiento provincial en defensa de la ciudad estado por encima de otra cosa.

La pérdida de la base por parte de Jaén se asemeja a la desilusión que sufrió Córdoba en 2016 cuando en una carrera muy similar por lograr la Capitalidad Cultural del 2016 se quedó a las puertas. El Gobierno, entonces también del PSOE, recogió la propuesta de un jurado que optó por San Sebastián. Una década después, la herida sigue abierta en Córdoba, lo que lleva a pensar que la indignación de Jaén no va a desaparecer fácilmente.

Este mismo lunes, responsables del Ayuntamiento de Jaén, de la Diputación provincial, de la Junta de Andalucía y de la Universidad de Jaén (UJA) han mantenido la primera toma de contacto para coordinar los pasos a seguir tras descartarse por el Ministerio de Defensa la candidatura de la capital. De momento no han concretado qué harán. En Córdoba, tras el fiasco del 2016, se dio una circunstancia similar. Entonces, un bufete particular de abogados presentó una demanda judicial, apoyada por el Ayuntamiento, que se perdió.

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2021 - 05:45 h
stats