Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este domingo
Branded Content

Alumbrado público solar, la solución sostenible para todos

Una calle.

Cordópolis Brand

0

Una de las grandes preocupaciones en los tiempos actuales es el aprovechamiento de la energía. Cada vez se buscan nuevas soluciones para evitar un consumo excesivo de un bien limitado. El uso de energías renovables y sostenibles aparece como una de las alternativas más prometedoras en este sentido. El uso de energía solar en el hogar es ya una realidad y emplear un alumbrado público solar es una opción cada vez más viable e interesante. Pero, ¿conoces las ventajas de utilizar este tipo de alumbrado en nuestras calles?

Implica una instalación mucho más sencilla, económica y rápida

La instalación de una farola convencional supone un trabajo considerable ya que implica realizar una serie de conexiones al cableado eléctrico. Además, la localización de las farolas está supeditada al cableado de la vía donde se quiere instalar ya que se deben respetar una serie de medidas de seguridad. 

En el caso de las farolas de luz solar su instalación no requiere ningún tipo de cableado, ni de enterramiento. Este tipo de farolas disponen de un sistema “plug and play” que hace que colocarlas simplemente dependa del lugar más adecuado para que la iluminación de la vía sea la más apropiada. En pocos minutos se tiene la farola instalada y lista para su uso. 

El alumbrado público solar supone una solución robusta que ofrece una gran cantidad de ventajas como es su fácil instalación. 

Supone una solución rentable al alumbrado

El uso de la energía solar para la iluminación de la vía publica implica que se reduzcan los gastos comunitarios. No es necesario pagar el consumo de luz de las farolas, ya que estas se autoabastecen gracias a la radiación solar. Además, su mantenimiento es mínimo, por lo que a la larga también resulta una inversión muy rentable. Según los datos de la Asociación Francesa del Alumbrado (AFE) de los 90 millones de luminarias que están actualmente instaladas en Europa el 75 % son equipos viejos que requieren de una conservación considerable. Las luminarias solares están diseñadas para ser equipos robustos con componentes fabricados para soportar las condiciones ambientales más extremas. 

Es una forma sencilla de proteger el medioambiente

La energía solar es una forma de energía verde y limpia, por lo que el alumbrado público solar constituye una forma interesante de cuidar el medioambiente. Este tipo de alumbrado ayuda a reducir las emisiones de carbono, por lo que el uso de este tipo de alumbrado minimiza el impacto que pueda tener el alumbrado público sobre el planeta. 

Aportan seguridad a la población

Durante la noche si las farolas se apagan, se pueden producir situaciones peligrosas. Las calles mal iluminadas son los lugares donde más casos de vandalismo y delincuencia se concentran. Las farolas solares no experimentan el llamado apagón nocturno, que si ocurre en el caso de las farolas tradicionales, por lo que la iluminación se mantiene durante toda la noche. 

Otra ventaja de este tipo de iluminación es que permite llegar a un territorio mucho más amplio. Pese a que cada día se consigue llevar el alumbrado a nuevas zonas, todavía existen lugares donde pueden existir inconvenientes para la instalación de farolas tradicionales. El alumbrado solar es capaz de superar esos inconvenientes, por lo que hace posible aportar una mayor seguridad en una zona geográfica mucho mayor. 

Una solución capaz de adaptarse a cada situación

Un punto destacable del alumbrado solar es que hace posible disponer de soluciones adaptadas a cada caso. Carreteras remotas, zonas no electrificas o zonas muy transitadas, siempre existe una solución de alumbrado solar para ellas. 

El frío o el calor extremo no son impedimento para el uso de este tipo de alumbrado, ya que se puede adaptar la iluminación solar para conseguir la máxima eficacia. 

El alumbrado público solar es el siguiente paso hacia una sociedad independiente de la energía eléctrica. Farolas autónomas, alimentadas por la energía solar capaces de proporcionar luz durante toda la noche, una solución accesible y rentable que hará mucho más fácil y cómoda la vida de todos.

Etiquetas
stats